Brooks Koepka remonta, gana su primer título del año y octavo de su carrera

Agencia EFE
·4  min de lectura

Scottsdale (Arizona, EE.UU.), 7 feb (EFE).- El estadounidense Brooks Koepka se proclamó este domingo ganador del Phoenix Open, del PGA Tour, al completar la cuarta y última ronda con tarjeta firmada de 65 golpes (-6) para sumar 265 (-19).

El nuevo campeón superó por un golpe a su compatriota Xander Schauffele, que inició la jornada de líder, y al surcoreano Kyoung-Hoon Lee que sumaron 266 (-18).

Koepka, de 30 años, que comenzó el recorrido con un bogey en el segundo hoyo, respondió con eagle al siguiente para luego hacer todos pares hasta el decimotercero cuando inició una serie de tres birdies consecutivos.

Pero faltaba cerrar con broche de oro su remontada y lo hizo en el par 4 del hoyo 17 cuando logró su segundo eagle de la jornada que rompió el empate con varios jugadores, entre ellos el mexicano Carlos Ortiz, para ponerse al frente de la clasificación y no dejarla más, a pesar de la amenaza de Schauffele y Lee.

El jugador surcoreano, que entregó tarjeta firmada de 68 golpes (-3) no pudo lograr el birdie que el hubiese permitido disputar el playoffs al hacer el par en el hoyo 18 que fue su última oportunidad de haberlo conseguido.

Mientras que Schauffele no hizo su mejor recorrido al entregar tarjeta de 71 golpes (par) que le iba a costar el título después de haber estado dos días al frente de la clasificación.

Koepka ganador de cuatro mayores, que la pasada temporada, debido a las lesiones, no había logrado ningún título después de los dos que consiguió en el 2019, confirmó que había superado los problemas físicos y comienza de nuevo a jugar su mejor golf.

Ortiz volvió a acariciar lo que hubiese sido su segundo título en el PGA Tour, después de que ganó el primero el pasado 8 de noviembre en el Houston Open, con una gran actuación de 64 golpes (-7), el mejor recorrido de la jornada junto con el norirlandés Rory Mcllroy, estuvo al frente de la clasificación hasta que llegó el resurgir de Koepka.

El golfista de 29 años, primer mexicano en conseguir un título del PGA Tour desde que lo hiciese Víctor Regalado el 16 de julio de 1978 en el John Deere Claasic, está en un gran momento de juego al completar el recorrido con un eagle, seis birdies y un bogey, el que cometió en el par 3 del hoyo 12.

Ortiz, tras recuperar 13 puestos, acabó en el cuarto lugar con la suma de 267 golpes (-17) a dos del campeón, empatado con los estadounidenses Steve Stricker y Jordan Spieth, que había iniciado la jornada como colíder en busca de su primer título desde el 2017, pero no tuvo su mejor desempeño al firmar tarjeta de 72 golpes (+1).

El español Jon Rahm, segundo en la clasificación mundial, mantuvo su consistencia con un recorrido de cuatro birdies, tres conseguidos en la segunda mitad, y hizo un bogey en el par del hoyo seis que le iba a dejar con tarjeta firmada de 68 golpes (-3) para sumar 271 impactos (-13).

Rahm subió tres puestos para acabar en el decimotercero, que compartió con otros tres jugadores, incluido el estadounidense Justin Thomas, que bajó ocho.

Mientras que el argentino Emiliano Grillo también acabó con nota positiva el torneo al entregar tarjeta firmada de 67 golpes (-4) para sumar 273 (-11) y compartir el vigésimo segundo puesto con otros cinco golfistas.

Grillo, que fue de menos a más, repitió tarjeta de la tercera ronda después de hacer una segunda mitad de recorrido espectacular al conseguir cinco birdies consecutivos desde el hoyo 14 hasta el 18.

El golfista argentino de 28 años, que había logrado un birdie en la primera mitad, comenzó la segunda con dos bogeys (hoyos 11 y 12) para luego estar perfecto en sus golpes largos y los cortos de putt dentro del green.

De nuevo, la presencia de aficionados, hubo cerca de 5.000 en el TPC Scottsdale, de Scottsdale (Arizona), hizo que el torneo tuviese más vida y emoción para los jugadores, que admitieron la importancia de su presencia y lo mucho que los han extrañado desde que llegó la pandemia del coronavirus.

(c) Agencia EFE