Breves de deportes

·2  min de lectura

Bermúdez logra su primer campeonato minimosca

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 30 (EL UNIVERSAL).- La historia de Esteban Bermúdez ligada al boxeo inició como muchas otras, con la idea de quitarse de encima al bravucón de la colonia.

Pero tras quitarse esa afrenta, el pugilismo ya lo había atrapado, así que siguió en él hasta lograr debutar por los rumbos de Polanco.

Ocho años después, y tras padecer la falta de trabajo debido a la pandemia, el destino premio su esfuerzo, con la conquista de su primer campeonato mundial, el minimosca de la AMB.

El Foro Viena, enclavado en el tradicional barrió de Coyoacán fue el lugar de su gran noche, y un gancho de derecha, la llave para destronar por nocaut, al venezolano Carlos Cañizales.

---XXX---

El Tri olímpico vuela a España

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 30 (EL UNIVERSAL).- La Selección Mexicana que participará en los Juegos Olímpicos de Tokio, viajó a Europa, en donde realizará una gira de preparación en Marbella, España.

En ese territorio, el cuadro que dirige Jaime Lozano enfrentará a su similar de Rumania el 5 de junio, tres días más tarde a Arabia Saudita y el día 12 al representativo de Australia.

Los jugadores que viajaron al mando del ‘Jimmy’ fueron: Luis Ángel Malagón (portero), Kevin Álvarez, Jesús Alberto Angulo, Víctor Guzmán, Vladimir Loroña, Alejandro Mayorga, Alan Mozo, Gilberto Sepúlveda, Johan Vásquez, Erick Aguirre, Jesús Ricardo Angulo, Fernando Beltrán, Joaquín Esquivel, Erik Lira y Erick Sánchez.

---XXX---

Fanáticos acuden a dejar su buena vibra

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 30 (EL UNIVERSAL).- Más de mil aficionados alentaron al Cruz Azul, en la víspera de lo que puede ser el noveno título de Liga MX para el club.

La ilusión está al tope entre la fanaticada celeste, que fue recibida por el plantel en el hotel de concentración. La ventaja de 1-0 en el marcador global sobre el Santos Laguna ha elevado el sueño cementero y esta noche puede cristalizarse para terminar con la prolongada y dolorosa sequía de 23 años sin campeonato.

Una multitud rodeó el Royal Pedregal hasta la banqueta, y la lateral de Anillo Periférico Sur terminó bañada de azul. Hubo de todo: tambores, trompetas, banderas, fuegos artificiales y cánticos, a excepción de cubrebocas, olvidados por una gran parte de los que se presentaron, como si la pandemia por el Covid-19 ya se hubiera terminado en la Ciudad de México.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.