Breves de deportes

·2  min de lectura

El reto de González con White Sox: adueñarse de un jardín

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 14 (EL UNIVERSAL).- Luis González tiene apenas ocho meses desde que debutó en Grandes Ligas, pero ha mantenido la confianza hasta el tope, por lo que su siguiente paso es consolidarse.

El sonorense tiene una batalla complicada por quedarse con un jardín en los White Sox de Chicago. Peloteros de experiencia como Eloy Jiménez, Luis Robert y Adam Eaton le complican el sueño.

"Tengo que hacer mi trabajo y estaré ahí con el equipo manejando el jardín derecho, centro o izquierdo, el que me toque. Es una temporada muy larga, puede haber momentos en que me necesiten, mismos que debo aprovechar. Sé que voy a tener una temporada muy larga y muy buena", prometió el bateador zurdo, en videoconferencia.

"Me siento bien y tengo mucha confianza en poder quedarme con un jardín. Tengo lo necesario en la defensiva, sólo me falta equilibrar la ofensiva, tomar ritmo con el bat y encontrar la pelota", añadió.

Las predicciones para 2021 colocan a los White Sox como un candidato serio para llegar a la postemporada, de la mano del experimentado Tony La Russa en su regreso a Chicago.

---XXX---

El América tiene todo a su favor

GUADALAJARA, Jal., marzo 14 (EL UNIVERSAL).- El América visita a las Chivas y es favorito para quedarse con el Clásico Nacional. El momento futbolístico y los números respaldan al conjunto de Santiago Solari.

Para las Águilas, el viaje a Guadalajara no debería representar mayor conflicto, sólo una sensación extraña por tratarse del acérrimo rival. Mientras que el Rebaño, en constante batalla por encontrar regularidad, quiere mostrar mejoría sobre la cancha.

Los azulcrema viajaron completos para hacer grupo y motivarse previo al silbatazo inicial. Aunque ver al colombiano Nicolás Benedetti con el resto de los jugadores del América en Guadalajara causó sorpresa y confusión.

---XXX--

Deja empleo en Suiza por la ilusión de ganarse la vida como luchadora

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 14 (EL UNIVERSAL).- La lucha libre llegó a la vida de Katrin Strutz en una caja de sorpresas. Aquella noche del 31 de diciembre del 2018, una amiga extrajo un papel que se transformó en el deseo de verla en un entrenamiento de lucha libre. Solo era aficionada.

Nació en el condado de Flawil en su natal Suiza, a más de 9 mil 700 kilómetros de distancia de México, un país que en ese momento no representaba nada para la ahora aspirante a ser gladiadora profesional. La aventura inició hace dos años en Zúrich, pero una lesión en la rodilla le asestó un golpe de realidad, que le impidió volver al enlonado durante nueve meses. Cuando estaba lista para hacerlo (marzo 2020), la pandemia fue el nuevo rival a vencer. "No lo creía. Pero en noviembre pasado vine a visitar a una amiga y fui a entrenar con el profesor Skyde", comparte la europea.