Breves de deportes

El Universal

Giuliana Olmos se corona en casa

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 1 (EL UNIVERSAL).- En las damas, el Abierto Mexicano de Tenis encontró, por primera vez, el éxito de una jugadora local, y fue Giuliana Olmos quien —con creces— encarnó el histórico momento.

Junto a la estadounidense Desirae Krawczyk, la tricolor conquistó Acapulco al derrotar a la canadiense Sharon Fichman y a la ucraniana Kateryna Bondarenko, en un partido que tuvo que definirse en muerte súbita (6-3 y 7-6 [7-5]), pero que representó un importante paso para el deporte blanco nacional.

Olmos, quien representó a México en la pasada Fed Cup, recuperó el aliento de los miles de aficionados que, un día antes, vieron sus anhelos frustrados con la caída de Renata Zarazúa en semifinales de singles.


---XXX---


América pierde ante Necaxa y pierde hombres contra Pumas

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 1 (EL UNIVERSAL).- La indisciplina del América permitió la goleada a favor del Necaxa 3-0, en el Estadio Azteca.

Las expulsiones de Bruno Valdez y Santiago Cáseres debilitaron a las Águilas, que perdieron el liderato y agregaron otro par de bajas, además de los lesionados, a cinco días de enfrentar a los Pumas. Con doblete de Mauro Quiroga y un tanto más de Juan Delgado, los hidrocálidos aprovecharon los errores azulcrema para salir victoriosos.

Miguel Herrera dio la oportunidad a dos jóvenes de fuerzas básicas: Ramón Juárez y Román Martínez, defensa de 18 años de edad y delantero de 17, respectivamente. Ninguno tuvo una actuación sobresaliente, además de que todo se derrumbó desde el arranque del cotejo.

Con nueve sobre la cancha, Herrera terminó el partido sin delanteros, simplemente modificó a dos líneas de cuatro para no recibir más goles. Pero no lo logró. El Necaxa remató con el tanto de Delgado (85'). Al América hay que sumarle a sus cinco bajas por lesión, tres por expulsión (Haret Ortega en Sub-20) y otra por decisión (Roger Martínez) previo al partido contra los Pumas.


---XXX---


Forastero cumple sueño de luchar a lado de Carístico

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 1 (EL UNIVERSAL).- Cuatro años separan a dos momentos importantes en las vidas de los luchadores Carístico y Forastero.

Corría el año de 1998 cuando un joven enmascarado debutaba como Dr. Karonte Jr., el mismo, que tiempo después encabezaría el boom más reciente en la lucha libre mexicana, ya como Místico, el original Príncipe de Oro y Plata.

Cuatro años antes, a muchos kilómetros de distancia, en Lagos de Moreno, Jalisco, en una cuna luchística nacía el Forastero, quien en cuanto tuvo uso de razón, atrapó a Místico como el ídolo de sus tardes de luchitas, el mismo con quien el viernes hizo equipo y ganó el torneo de parejas increíbles. "Nunca me lo imaginé, así que se vale soñar y si alguna vez lo vi en la tele, ahora pude hacer pareja con el original Místico".



Qué leer a continuación