Breves de Deportes

El Universal

Regalada, nunca

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- El Cruz Azul quiere levantar el trofeo del Clausura 2020 sobre la cancha, después de una final de 180 minutos y frente a su afición.

La Máquina desconoce, al igual que el resto de los equipos mexicanos, la fecha de regreso a las actividades, pero no desea que, en caso de cancelar el torneo, le otorguen el título por ubicarse en el liderato. "Nos gusta ganar las competencias bajo el reglamento y en la cancha. Que siga el torneo, porque hay que pelear cada jornada para clasificar a la Liguilla y así aspirar al campeonato", dijo Jaime Ordiales, director deportivo del club.

El paro en la Liga MX congeló la racha de 10 partidos sin perder, incluidas nueve victorias, de La Máquina. "Nosotros estamos preparados para terminar el torneo", y en caso de que la Liga tome la decisión de coronar al Cruz Azul, eso ya no nos compete". Los cementeros se quedaron a un triunfo, posiblemente sobre el Puebla -juego programado para la Fecha 11-, de amarrar más de medio boleto en la Liguilla, ya que habrían alcanzado 25 puntos, a falta de seis jornadas por disputarse. Este parón, provocado por el brote del Covid-19, no será impedimento, comentó Ordiales, para que los celestes mantengan el ritmo. "Es otro escalón que debemos brincar. Cuando regresemos, haremos nuestro trabajo para reponernos", subrayó el directivo.


.---XX---


Balleza toma una pequeña revancha

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- Hay un episodio que al clavadista Diego Balleza no le gusta recordar. El 9 de julio de 2015, tres días después de que ganó el selectivo de clavados sincronizados para los Juegos Panamericanos de Toronto, la Federación Mexicana de Natación le reveló que "por decisión técnica" le darían su lugar a Iván García, quien no ganó su pase en la alberca. Fue un momento duro, pero no el más complicado para el neolonés. Apenas un año después, quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Río 2016, tras no conseguir su pase en el selectivo interno. "Pensé en retirarme", cuenta Balleza a EL UNIVERSAL Deportes.

Hubo un ángel que en ese momento lo iluminó: "Un funcionario de la Conade [de la administración de Alfredo Castillo], me dijo que esperara, que mi momento vendría tarde o temprano. Él era cercano a mí, por eso le hice caso". Y Balleza volvió a los entrenamientos.


.---XX---


Desea volver a la Selección

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- Charlyn Corral tiene cerca de 100 goles en España. Ha jugado en el Levante de 2015 a 2019 y ahora lo hace en el Atlético de Madrid. Es la futbolista referente de México, pero está exiliada de la Selección Mexicana.

Charlyn, de 28 años de edad, ya no es considerada por el técnico de la Mayor Femenil, Christopher Cuéllar, quien la dejó fuera del Preolímpico, el cual fue un fracaso para México, ya que no se consiguió la clasificación a Tokio. "Si soy incómoda para el grupo, me hago a un lado", comenta la delantera; y todo hace indicar que esto es por un pleito personal Leonardo y Christopher Cuéllar.

¿Por qué no estás en la Selección?, se le pregunta: "No lo sé, aunque suene un poco ilógico, y hasta un poco chistoso. Estuve cuatro años en el Levante, triunfé y ahora vengo al Atlético de Madrid. Seguiré en mi línea, porque quiero representar a mi país".

Los Cuéllar. Con 14 años de edad, Charlyn fue descubierta por Leonardo Cuéllar, allá en 2006, cuando era el técnico nacional. La llevó hasta la Selección Mayor, pero en 2011 comenzaron las diferencias. No fue al Mundial, porque se decía que estaba pasada de peso; volvió hasta 2013 y en 2015, cuando México no tuvo una buen Copa del Mundo, se atrevió a decir: "El ciclo de Leo se ha terminado", grave error. Para los Juegos Panamericanos de Toronto, Charlyn quedó fuera de la lista final, a días del evento y de ahí no volvió, hasta que Cuéllar dejó la Selección. Con Roberto Medina como técnico, Charlyn regresó, pero cuando entró al relevo Christopher, hijo de Leo, otra vez comenzó a verse relegada.



Qué leer a continuación