Brasil tras resultado histórico en Tokio con delegación récord fuera del país

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Río de Janeiro, 6 jul (EFE).- Brasil, con 310 atletas clasificados, la mayor delegación que ha enviado a unos Juegos Olímpicos en el exterior, buscará a partir del 23 de julio próximo en Tokio 2020 superar las medallas que se colgó en Río de Janeiro 2016, hasta ahora su mejor participación en la historia olímpica.

Pese a que el Comité Olímpico Brasileño (COB) se niega a divulgar las metas u objetivos que se propuso para Tokio, las proyecciones de firmas independientes y de especialistas indican que Brasil puede conquistar en Japón hasta 20 medallas, una por encima de las 19 que conquistó en Río de Janeiro (7 oros, 6 platas y 6 bronces).

Según tales proyecciones, Brasil puede conseguir cinco oros, cinco platas y diez bronces, pero las preseas doradas posibles pueden ir hasta siete u ocho, gracias principalmente a que las nuevas modalidades olímpicas, en especial skate y surf, pueden darle al país hasta cinco podios adicionales.

Los brasileños clasificados para skate y surf en Tokio están entre los diez mejores de la clasificación mundial, algunos lideran el ránking como Gabriel Medina, y existe hasta la esperanza de que Pamela Rosa, Leticia Bufoni y Rayssa Leal logren un inédito e histórico podio olímpico triple para Brasil en el street femenino.

El COB, sin embargo, prefiere guardar prudencia para no perjudicar a los propios atletas. "El COB tiene sus estudios pero no divulga su expectativa de medallas para no aumentar la presión sobre los favoritos ni restarle mérito a los otros", dijo a Efe el presidente de la entidad, Paulo Wanderley.

El dirigente admitió, sin embargo, que el número de clasificados superó las expectativas del COB, que eran de entre 250 y 300 atletas. Con 310 clasificados -y algunos cupos aún pendientes-, la delegación a Tokio será la mayor enviada por Brasil al exterior.

Brasil contó con 277 participantes en Pekín 2008, con 259 en Londres 2012 y con 465 deportistas en Río de Janeiro 2016, lo que sólo fue posible por el elevado número de plazas que el reglamento le reserva al país anfitrión.

"Aún podemos tener algunas actualizaciones antes del número final de la delegación, pero ya es representativo haber alcanzado ese número en el actual contexto de pandemia", dijo Wanderley.

El director general del COB, Rogerio Sampaio, tampoco divulga las metas de medallas pero admite que el objetivo es superar el resultado ya histórico de Río 2016.

De acuerdo con las proyecciones de Gracenote, una subsidiaria de Nielsen que analizó las posibilidades de todos los países con base en los últimos resultados de sus atletas, Brasil, con 20 medallas (cinco oros, cinco platas y diez bronces), caerá del 13 lugar en el medallero en Río al 17 en Tokio debido al menor número de preseas doradas, pero será el mejor de América Latina (por encima de Cuba).

Pasta esta firma, los oros brasileños en Tokio se los colgarán Bia Ferreira (boxeo), Isaquias Queiroz (C1 1.000 metros en remo), Nathalie Moellhausen (esgrima), Italo Ferreira (surf) y la selección masculina de voleibol.

Las platas serán de Gabriel Medina (surf), Ana Marcela Cunha (maratón acuática), Martine Grael y Kahena Kunze (vela), Pámela Rosa (skate street) y Pedro Barros (skate park).

Y los diez bronces corresponderán a Kelvin Hoefler (skate street), Leticia Bufoni (skate street), Agatha y Duda (voleibol de playa), Hebert Conceição (boxeo), Ana Sátila (piragüismo eslalon), Arthur Nory (gimnasia artística), Mayra Aguiar (judo), Valéria Kumizaki (karate), selección masculina de fútbol y equipo mixto de judo.

Pera esta proyección deja por fuera a atletas cuyos últimos resultados los convierten en promesas de medallas, como Rayssa Leal (skate street), Bruno Fratus (natación), Arthur Zanetti (gimnasia artística), Alison Santos (400 m con obstáculos), Darlan Romani (lanzamiento de peso), Robert Scheidt (vela) y Alison y Alvaro Filho (voleibol de playa).

Otras proyecciones colocan como candidatos a oros a Gabriel Medina (surf), Pámela Rosa (skate street), la selección masculina de voleibol, Bia Ferreira (boxeo), Isaquias Queiroz (remo), Martine Grael y Kahena Kunze (vela), Bruno Fratus (natación), Ana Marcela Cunha (maratón acuática); y Ágata y Duda (voleibol de playa).

Por estas proyecciones, los oros de Brasil podrían sumar nueve, sin contar lo que puedan hacer las selecciones de fútbol masculina, que defiende el oro conquistado en Río 2016, y femenina, apuntada como una de las favoritas en Tokio.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.