Brahim merece las oportunidades que desprecia Bale

Yahoo Deportes
Quality Sport Images/Getty Images
Quality Sport Images/Getty Images

La situación de Brahim Díaz en el Real Madrid volvió a dar una vuelta de tuerca ante el Unionistas en la Copa del Rey.

El malagueño fue el primer cambio de Zinedine Zidane, que le dio cerca de 40 minutos sustituyendo a Gareth Bale. El galés, que volvió a ver puerta más de tres meses después con su club, dio una vez más señales de que su implicación con el equipo es más bien nula. Ni está ni se le espera, más allá de que su único remate a puerta acabara en el fondo de la red. Mientras tanto, Brahim salió con ganas de comerse las Pistas del Helmántico, y fue uno de los jugadores más destacados del partido marcando el segundo (otorgado como tanto en propia puerta) y el tercer gol.

Su situación en el equipo no se entiende para nada, y menos la desidia con la que le trata el propio Zizou. Tras el partido, en conferencia de prensa, el francés fue preguntado por el joven atacante de su plantilla y respondió con un frío: "Estos partidos no cambian nada".

Quality Sport Images/Getty Images
Quality Sport Images/Getty Images

Y es que Brahim, que llegó justo hace un año a cambio de 20 millones de euros desde el Manchester City, es el jugador de campo con menos minutos en la plantilla. Durante la pretemporada sufrió una lesión que le impidió ponerse a punto junto al resto de sus compañeros y cuando por fin ha estado disponible para Zidane, el entrenador no ha considerado darle los minutos que, al ver su rendimiento, merecería.

Porque si la confianza en Bale es tal que por más que se haya reído de todos escaqueándose un mes entero de trabajar con el equipo por culpa de una misteriosa lesión sigue contando en el grupo de elegidos de Zidane, no se entiende que la vara de medir a Brahim sea tan diferente.

En los pocos minutos con los que ha contado el ex del City (cinco ratitos en todo lo que llevamos de campeonato), ya ha conseguido marcar dos goles, los mismos que hasta el partido en Salamanca llevaba el propio Gareth Bale. Pero ya no son solo los goles, sino también la diferencia de actitud y el potencial de cada uno lo que hace menos entendible la situación del Brahim.

Al malagueño se le ofreció salir cedido en verano, pero él prefirió mantenerse en el primer equipo y disputar un puesto. En este mercado de invierno es junto a Mariano el futbolista llamado a salir cedido de la entidad (Álvaro Odriozola ya ha firmado por seis meses por el Bayern de Munich). El Real Madrid y el Getafe han acordado ya los términos de la operación, pero es el propio jugador quien ha frenado de nuevo su salida.

David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images
David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

Brahim tiene entre ceja y ceja triunfar en el Real Madrid, pero Zidane parece de momento el gran impedimento para que lo pueda lograr a corto plazo. Aunque en su vuelta al banquillo merengue el año pasado el francés dijo haberse quedado prendado con la calidad del joven extremo, su relación este año no parece pasar por el mejor momento.

Y es que viendo la pésima temporada que esta haciendo Bale, y sumándole la caída en picado que ha sufrido Lucas Vázquez en su rendimiento, además de la inexperiencia de Vinicius y Rodrygo, que también pueden jugar en banda derecha, parece mentira que Zidane no esté dando más alternativas a un jugador como Brahim, que cada vez que salta al campo demuestra tener unas condiciones inmejorables para la práctica del fútbol, además de eso que parece tan complicado encontrar en este Real Madrid: el gol.

Más historias que te puede interesar:

Qué leer a continuación