Brady y los Patriots aplastan a los Colts y jugarán la Super Bowl frente a los Seattle Seahawks

Tom Brady completó 23 de 35 pases y lanzó tres touchdowns para guiar el domingo la victoria de los New England Patriots ante los Indianápolis Colt con un total de 45 tantos a 7, y el pase a la Super Bowl de fútbol americano contra los Seattle Seahawks, campeones defensores.

Los Patriots ganaron el título de la Conferencia Americana y se medirán el 1 de febrero en la Super Bowl a los monarcas de la Nacional, los Seahawks, que a remontaron frente a los Green Bay Packers, a los que vencieron por 28 a 22 en un tiempo extra a muerte súbita.

Brady se convirtió en el líder pasador de todos los tiempos en postemporadas de la Liga Nacional al rebasar la marca de Payton Manning. El quarterback de los Patriots necesitaba sólo 10 yardas aéreas para superar la marca de Manning y, con las 226 que consiguió en este encuentro, elevó el listón a 7.017. Brady también es el líder de todos los tiempos en victorias de postemporada para un mariscal de campo, con 19 triunfos.

LeGarrette Blount, por su parte, corrió 30 veces para lograr 148 yardas y tres touchdowns, y los New England dominaron a los Colts de principio a fin en el Gillette Stadium y bajo una molesta y fría lluvia. El equipo de New England ha ganado tres Super Bowl, en las temporadas 2001, 2003 y 2004, mientras los Seahawks buscan convertirse en el primero en revalidar el título en años consecutivos, desde que los Patriots lo hicieran hace 10 años.

Los Patriots cargaron desde temprano contra una porosa defensa de los Colts, para tomar una ventaja de 14 puntos en el primer cuarto. Los de New England aseguraron el partido con tres touchdowns más en el tercer tramo y una anotación a comienzo del último parcial. Esta fue la victoria número 21 del entrenador de New England, Bill Belichick, en postemporadas, rebasando a Tom Landry como el técnico más ganador de todos los tiempos.

Para los Colts, el quarterback Andrew Luck completó 12 de 33 pases para 126 yardas y dos interceptaciones, cayendo por cuarta vez en cuatro encuentros con los Patriots.

- Los Seahawks levantan el vuelo hacia la Super Bowl -

Los Seattle Seahawks levantaron el vuelo cuando parecían totalmente desplumados y, con tres touchdowns consecutivos en los minutos finales, vencieron por 28 a 22 a unos impactados Green Bay Packers, para avanzar hacia la Super Bowl por segundo año consecutivo.

Un pase de 35 yardas del quarterback Russell Wilson en el primer minuto del tiempo extra fue convertido por Jermaine Kearse en una gran carrera, para darle a los Seahawks el boleto a la disputa del título. "Es increíble ganar así, a pesar de lo mal que jugué", dijo un emocionado Wilson, que tuvo un juego errático, al permitir cuatro interceptaciones de sus pases, pero enmendó sus errores con un gran juego en los minutos finales. "Mis compañeros se levantaron de cuatro interceptaciones en contra y siguieron jugando. Nunca se rindieron. Siguieron creyendo en la victoria hasta el final", aseguró el jugador de los 'halcones marinos'.

Wilson completó 14 de 29 pases, para 209 yardas, un touchdown y cuatro interceptaciones, mientras su rival, el veterano Aaron Rodgers, hizo válidos 19 de sus 34 lances para 171 yardas, dos interceptaciones y una anotación.

Seattle completó una de las remontadas más increíbles de los playoffs de la NFL cuando comenzó a darle vuelta a la pizarra perdiendo por 19 a 7 hasta la entrada del último cuarto.

Green Bay aplicó un cerrojo defensivo sobre el quarterback Wilson a fin de neutralizar su velocidad y empuje y la táctica le dio frutos cuando el cuarto final le mantuvo sin conseguir una anotación, pero el partido comenzó a pesarle a Rodgers, que jugó limitado por una lesión en la pantorrilla izquierda, sufrida en el partido anterior de semifinales de Conferencia.

Con 14 segundos por jugar, Rodgers acercó a los Packers hasta la yarda 48, desde donde Hauschka marcó un histórico gol de campo que empató 22-22 y mandó el partido a un tiempo extra de muerte súbita. Apenas había iniciado el complementario, cuando Russell Wilson encontró a un desmarcado Jermaine Kearse para que éste anotara el touchdown decisivo, que le puso fin al partido.