Boxeo: un verano desordenado para poderosos, famosos y sobrevivientes, de Canelo y Pacquiao a La Hiena Barrios y Don King

Osvaldo Príncipi
·3  min de lectura

El peculiar promotor norteamericano Don King está grande. Cumplió 89 años, pero nadie se atreve a descartarlo en esta industria cruel. Con sus mañas y triquiñuelas anticipó los movimientos, tan vertiginosos como inesperados, que afrontará el boxeo en estos tiempos.

King mostró una de sus añejas cartas de poder en las playas de Hollywood, en las afueras de Miami -el último fin de semana- y movió lo poco que le queda de creíble al ranking de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) oficializando un combate mundialista pesado entre dos de sus representados. Trevor Bryan, de 31 años, invicto en 21 combates e inactivo desde 2018 elevó su estatus: de campeón "interino a regular" al doblegar por KOT en el 11° al haitiano Bermane Stiverme, de 42 años, que ganó su última pelea en 2014. Hace casi siete años.

Fernando Riccomi, a juicio con la UAR por Ceibos: "El daño que le van a hacer al rugby es fenomenal"

De esta manera, convirtió al cetro AMB que alguna vez estuvo en manos de Dempsey, Louis, Marciano, Alí y Tyson, entre otros, en una pizza de cuatro porciones. O sea cuatro cinturones con el agregado de la palabra "sagrada": mundial. El inglés Anthony Joshua, Supercampeón, el mencionado Bryan como regular, el libanés Manuel Charr, titular en receso y el sueco-finlandés Robert Helenius, con la franquicia Gold, también considerada ecuménica aunque jamás la AMB lo certificó por escrito. Es decir, cuatro coronas en una misma división. Tal si fuesen cuatro gustos distintos en una misma pizzetta.

Casi a la misma hora, la AMB sentenciaba la vacancia de la diadema welter del filipino Manny Pacquiao, de 42 años por no defenderla en épocas de pandemia. Su última gran victoria fue sobre Keith Thurman el 20 de julio de 2019. La medida causó estupor al compararse su período pasivo en relación con las habilitaciones e inactividades de los boxeadores de Don King. Cuesta entenderlo.

Para cerrar esta nebulosa apareció en escena el ex quíntuple campeón norteamericano Floyd Mayweather, de casi 43 años y 50 victorias, inactivo desde 2017, anunciando la postergación de su exhibición - no oficial y sin fallo- con el atleta youtuber Logan Paul, que perdió su única pelea realizada ante su colega: KSI. Paul pesa 20 kilos más que Floyd, pero ello es sólo un detalle. ¡En fín!

Lo bueno y esperado a nivel internacional lo protagonizará el mexicano Saúl "Canelo" Alvarez, campeón supermediano del CMB y la AMB, quién pretende recuperar el tiempo perdido por problemas contractuales. Tras vencer en buena pelea al inglés Callum Smith, el 19 de diciembre pasado, enfrentará al desafiante turco Avni Yildirim, un pugilista de corte ordinario, sucio y difícil de descifrar. Una elección compleja y poco comercial. El cotejo se llevará a cabo el 27 de febrero próximo, en el Hard Rock Stadium de Miami. "Canelo" es el boxeador más atractivo para los aficionados en estos momentos y sus combates potencian y jerarquizan a esta disciplina.

El infierno del chico que se hizo una camiseta de Messi con una bolsa

Por último, en silencio y recluido en un anonimato absoluto al que se aferró tras recuperar su libertad en 2017 -tras tres años y siete meses de prisión-, el bonaerense Jorge Rodrigo "La Hiena" Barrios, ex campeón liviano jr de la OMB, protagonizará a los 44 años una pelea que lo reencontrará con la alta competencia.Dirimirá con el mendocino Jonathan Barros, ex campeón pluma AMB, el 20 del corriente, en Villa Carlos Paz con televisación de DirecTV.

Barrios ganó los tres combates efectuados desde su reaparición en 2018. Mantiene vivas dos ilusiones. A nivel deportivo, volver a boxear en una liga de veteranos con el brasileño Acelino Freitas, quién lo batió en un match espectacular en 2003. Y en la fase personal, un deseo íntimo que no hace mucho le reveló a LA NACION: "Poder ser una mejor persona".