El boxeo también contra las cuerdas: cómo se maneja la actividad en tiempos de pandemia

Osvaldo Principi
lanacion.com

El boxeo no es la excepción y al igual que todo el mundo quedó paralizado por el coronavirus. Y nadie sabe ni puede precisar cómo terminará esta "pelea" tan temida e impredecible.

Los ámbitos desarrollados trataron de agotar todas las instancias para sostener las carteleras de este fin de semana. El esperado regreso televisivo de Combate Space, este sábado desde el Madison Square Garden de Nueva York, parecía ser el único sobreviviente de las distintos festivales norteamericanos que eyectaban, a cada momento, un titular repetido: "Show cancelado".

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

El veterano promotor local Bob Arum intentó montar el evento pugilístico sin público. En principio, la medida fue aceptada, pero posteriormente la alcaldía de Nueva York vetó por completo tal solicitud. La presencia del flamante campeón mundial pluma (OMB), Shakur Stevenson, exponiendo su corona ante el colombiano Miguel Marriaga, constituía una atracción que ameritó las gestiones efectuadas para resguardar su realización. Pero primó el sentido común.

Golden Boy Promotions, empresa del carismático Oscar de la Hoya, oficializó la cancelación de sus reuniones previstas para marzo. Sin expedirse sobre las competencias previstas para el mes próximo. Y el gran interrogante para el deporte argentino está dado en la suerte por correr por el matancero Brian Castaño, quien en principio debería combatir con el brasileño Patricx Teixeira, campeón mediano junior (OMB), el sábado 25 de abril. Castaño se encuentra entrenando en Los Angeles y deberá seguir allí. Quizás una postergación de dos semanas no le vendría mal a sus posibilidades.

No hay certezas sobre la suerte de la reunión del 2 de mayo en Las Vegas en donde el mexicano Saúl "Canelo" Alvarez se medirá con el inglés Billy Joe Saunders, por su título mundial supermediano (OMB). Quizá la más esperada por los fanáticos y el ambiente.

El torneo clasificatorio del continente americano para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fue postergado. Debía comenzar en el Cenard, en Buenos Aires, el 26 del actual y cuando llegaban las primeras delegaciones se ordenó su cancelación. Por la Argentina, participarán entre otras, las boxeadoras Yésica Bopp y Erica Farías. Y campeones olímpicos como los cubanos Julio La Cruz y Ronniel Iglesias, se darán cita en Argentina cuando se reprograme este selectivo.

En torno a la actividad local se paralizará, casi con seguridad, a partir de la próxima semana. Contrariamente, a lo ejecutado por las organizaciones estadounidenses, los promotores y federaciones de pugilismo británico corroboraron y confirmaron las realizaciones de sus carteleras previstas para mayo y junio, como si tuviesen todo bajo control. Extraño.

La unificación del cetro liviano femenino entre la irlandesa Kathie Taylor y la puertorriqueña Amanda Serrano, prevista para el 2 de mayo en Manchester; el gran desafío entre el pesado ucraniano Olex Usyk, primero en el ranking mundial, y el local Dereck Chisora y la disputa del cetro pesado (FIB-AMB-OMB) entre el británico Anthony Joshua y el búlgaro Kubrat Pulev, pactada para el 20 de junio venidero, en Londres han sido ratificadas. ¿Resulta creíble? ¿Será posible?

En fin, con medidas terminantes y especulaciones contradictorias, comenzarán a convivir el boxeo y el coronavirus. ¡Ojalá que no entren en la historia!

Qué leer a continuación