El boxeo argentino juega sus mejores cartas con buenos diagnósticos

Osvaldo Príncipi
lanacion.com

El boxeo argentino jugará a suerte o verdad en las próximas semanas gran parte del balance definitivo de esta temporada. Así de claro y contundente. Sus tres cartas más importantes, Yésica Bopp, Agustín Gauto y Brian Castaño, afrontarán pruebas decisivas en torno a sus consagraciones internacionales. Terminantes en cuanto a concepto e imagen ante el público y la industria pugilística.

Bopp, de 35 años, campeona mundial minimosca de la AMB, se involucró en el polémico injerto reglamentario del Comité Olímpico Internacional (COI) de intercalar boxeadores amateurs con profesionales para participar en ese tipo de competencias, tal como sucedió en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016. Su impecable carrera rentada de 36 victorias (16 KO) y un solo revés -ante la mexicana Jessica Chavez- sufrió un poderoso llamado de atención en su reciente conversión en pugilista olímpica de peso mosca: subió de 48,900 a 50,00 kg y experimentó volver a pelear tres rounds de tres minutos de competencia con cabezal. Y no le fue nada bien: perdió por puntos el mes último en Medellín ante la colombiana Ingrit Valencia, medalla de bronce en Río 2016, y abrió un gran acertijo relacionado a la reputación "inmaculada" que exhibe su carrera.

Deberán volver a cruzarse en el torneo selectivo para Tokio 2020 que se efectuará en el Cenard a partir del 27 de este mes. Y quizás este desquite se convierta en el combate estrella del certamen. Bopp deberá sobrellevarlo y dar vuelta esta historia para lograr un lugar para las próximas olimpíadas. Será vital para sostener su puesto de Nº 1 del feminismo pugilístico.

Gauto supo esperar la ocasión y las circunstancias para dirimir por el título mundial minimosca. Favorecido por el traspaso al peso superior del noqueador mexicano Edwin Soto y por la vacancia de la corona de los 48,900 kg tendrá su oportunidad por el cetro de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), un ente sin mayores exigencias para quien dispute sus cetros. A los 22 años y ganador de sus 15 combates, Agustín excede estos principios y se vería beneficiado por la designación de su rival: Rene Santiago García, de Puerto Rico, con 8 victorias y 2 reveses. Un récord gestado en un nivel de segundo orden. Agraciado por las circunstancias, Gauto se proyecta como favorito para este match, pactado -en principio- para el 11 o 18 de abril en Panamá.

Por último, Golden Boy Promotions confirmó la cartelera del 25 de abril, donde el matancero Castaño tendrá su chance para reconquistar la diadema mundial en la categoría mediano junior, frente al flamante campeón de la OMB, el brasileño Patrick Teixeira. Este cotejo será complementario del desafío que sostendrán los semipesados Sergei Kovalev -último rival de Saúl "Canelo" Alvárez- y el cubano Sullivan Barrera, en el Fantasy Springs Stadium de Indio, en California.

Para Castaño, de 30 años e invicto en 20 peleas, el desafío constituye el pico máximo de un proceso tentador iniciado con su empate ante el cubano Erislandy Lara y culminado con su éxito ante el africano Wale Omotoso. Teixeira es un púgil sin promoción, pero su reciente coronación ante el dominicano Carlos Adames potencia el respeto que merece su registro de 31 victorias (22 KO) y un revés.

Son tres paradas diferentes. Todas atractivas y con un buen diagnóstico de favoritismo en cada uno de estos acontecimientos.

Qué leer a continuación