Boris Johnson condena los insultos racistas contra jugadores de la selección inglesa de fútbol

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, con su esposa Carrie Johnson en el Estadio de Wembley, Londres, Reino Unido
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Por Michael Holden

LONDRES, 12 jul (Reuters) - El primer ministro británico, Boris Johnson, condenó este lunes los insultos racistas dirigidos en redes sociales a los jugadores de la selección inglesa de fútbol tras su derrota en la final de la Eurocopa 2020.

La policía británica dijo que investigará los comentarios realizados sobre los jugadores negros Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka, que fallaron los penaltis en la tanda de penaltis contra Italia tras el empate a uno del domingo.

"Este equipo de Inglaterra merece ser alabado como un grupo de héroes, no recibir insultos racistas en las redes sociales", dijo Johnson en Twitter. "Los responsables de este horroroso ataque deberían estar avergonzados".

La selección inglesa ha puesto de manifiesto el problema del racismo durante todo el torneo, arrodillándose antes de todos sus partidos. Sin embargo, algunos aficionados han abucheado el gesto, y los críticos lo consideran una politización no deseada del deporte y una expresión de sintonía con las políticas de extrema izquierda.

Algunos ministros han sido acusados de hipocresía por negarse a criticar a los que abucheaban al equipo, pero ahora se suman a la condena de los insultos racistas.

"Me repugna que los jugadores de Inglaterra, que tanto han dado por nuestro país este verano, hayan sido objeto de viles insultos racistas en las redes sociales", dijo la ministra del Interior, Priti Patel, que el mes pasado dijo que no apoyaba que los jugadores se arrodillaran porque era "política de gestos".

Aunque las redes sociales de los jugadores también mostraron grandes niveles de apoyo y gratitud por parte de los aficionados al torneo, los insultos eclipsaron los mensajes positivos.

DISGUSTADO

"Estamos disgustados por el hecho de que algunos de nuestros jugadores, que lo han dado todo por la camiseta este verano, hayan sido objeto de insultos discriminatorios en internet después del partido de esta noche", tuiteó la selección inglesa.

La Federación Inglesa de Fútbol dijo que los aficionados que mostraron ese "comportamiento repugnante" no son bienvenidos.

"Haremos todo lo posible para apoyar a los jugadores afectados al tiempo que instamos a que se apliquen los castigos más duros posibles a cualquier responsable", dijo la FA en un comunicado.

La policía londinense dijo que los agentes estaban al tanto de los comentarios ofensivos y racistas, y que tomarían medidas.

"No se tolerará y se investigará", dijo la policía británica en Twitter.

La cuestión de los insultos en internet contra los jugadores llevó a las autoridades del fútbol británico a boicotear brevemente las plataformas de las redes sociales para poner de relieve el problema, postura a la que se sumaron otros organismos deportivos. Las empresas tecnológicas han sido acusadas en repetidas ocasiones de no hacer lo suficiente para abordar el problema.

En mayo, el Gobierno británico anunció planes para una nueva ley que podría sancionar a las empresas de redes sociales con una multa de hasta el 10% del volumen de negocios o 18 millones de libras (25 millones de dólares) si no conseguían acabar con los ataques en internet, entre ellos los delitos de odio racista.

(Reporte de Michael Holden; edición de Alistair Smout, Kate Holton y Angus MacSwan; traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.