Bolt vuelve al trabajo tras dos derrotas inesperadas

KINGSTON (AP) — En los 100, fue la largada. En los 200, la curva.

Usain Bolt tiene mucho en qué trabajar y poco tiempo para hacerlo —y eso incluso antes de que empiece a pensar sobre el hombre que lo venció una y otra vez en el Preolímpico de Jamaica, Yohan Blake.

Cuando Bolt despertó el lunes por la mañana, faltaban 33 días para el inicio de las eliminatorias de los 100 metros de los Juegos Olímpicos de Londres. Las casas de apuestas británicas aún lo tienen como el favorito, pero ya no tanto como antes del inicio de las pruebas clasificatorias.

"Nunca entreno pensando en una sola persona", dijo Bolt. "Todos hablan sobre Yohan Blake y él está demostrando que es uno de los mejores. Pero para mí, todo pasa en volver a los entrenamientos, retomar el trabajo y hacer lo que tengo que hacer".

En caso de que Bolt retome el camino, ¿será suficiente? Excelente pregunta.

En los 200 metros, lo inteligente sería creer que sí, al menos si los resultados del domingo pueden ser considerados un indicio. Blake ganó con tiempo de 19,80 segundos con un ligero viento en contra —una marca no tan impresionante para un hombre que ha registrado 19,26 segundos. Bolt, por supuesto, posee la marca mundial con 19,19 segundos. El domingo registró 19,83.

"Ellos corrieron en los 19,8. Estamos hablando del poseedor del récord mundial que registró 19,1 y el segundo hombre más veloz en la historia que corrió en 19,2", dijo Wallace Spearmon, quien ganó la clasificatoria de Estados Unidos el domingo con 19,82. "Honestamente, pensé que hoy correrían cerca de los 19,50 o los 19,60 segundos. (Eso) me tomó un poco de sorpresa. No es que haya sido malo, pero no lo esperaba".

Sin embargo, en la prueba de 100 metros, la situación es más incierta, por más que Bolt pueda levantar su nivel.

El mejor tiempo de Blake era 9,82 segundos, pero el viernes detuvo el reloj en 9,75, amén de una brecha importante entre Blake y Bolt en la meta.

Bolt sabe de sus malas largadas —se había quedado atrás en la salida cuando impuso el récord mundial en las Olimpiadas de Beijing— pero casi siempre ha sido capaz de recuperar terreno. Las raras excepciones: una derrota ante Tyson Gay durante una temporada de 2010 en la que Bolt no estaba al 100%, y su más reciente caída frente a Blake.

"Daremos con el problema", dijo el entrenador Glen Mills. "Con una estatura de 1,95 metros (6 pies, cinco pulgadas), no va a ser el más veloz del mundo en la largada. No tiene que ser el primero al salir para ganar".

El resto del mundo sabe muy poco de Blake, quien recién en el último año ha surgido como una estrella del atletismo. Pero no cabe duda de que mantendrá un perfil discreto y seguirá trabajando.

Bolt es mucho más conocido. Tras su fantástica aparición con tres marcas mundiales y tres medallas de oro en Beijing —en los 100 y 200 y el relevo 4x100— se ha comentado Bolt se pone las pilas en los entrenamientos cuando ya no hay otro remedio y sin entusiasmarse del todo.

Dos derrotas en tres noches sirven para sacudirle. Si bien trata de no lucir en pánico por las derrotas, aceptó que ahora tiene algo completamente nuevo que demostrar: que es tan bueno como el retador que como el rival a vencer.

Tendrá una carrera adicional de ensayo en la cita de la Liga Diamante en Mónaco el 20 de julio, donde participará en los 200 metros. Luego, a Londres.

"Soy el campeón olímpico", dijo Bolt. "Tengo que mostrarle al mundo que soy el mejor. Puedo volver a hacerlo. No es como si estuviera perdido o algo así. Así que ahora, sé lo que necesito hacer para triunfar".

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK