Bolt va por el doblete y la leyenda en Londres

LONDRES (AP) — Ser un grande no le basta a Usain Bolt. El jamaiquino quiere ser una leyenda.

Y el jueves podría pasar a ser un personaje legendario del deporte, y alejarse en las comparaciones históricas tanto como lo hace en la pista, si gana el oro en los 200 metros.

"Ahora necesito los 200 para entrar en la leyenda", declaró Bolt después de triunfar en los 100.

En caso de hacerlo, será el primer atleta que logra el doblete de los 100 y los 200 dos veces seguidas en los Juegos Olímpicos, hazaña que ni siquiera el gran Carl Lewis pudo completar.

El jamaiquino ya se adjudicó con autoridad los 100, tranquilizando a quienes pensaban que sus recientes reveses ante su compatriota Yohan Blake en el preolímpico nacional indicaban que su hora había pasado.

Herido en su orgullo por esos reveses y por su descalificación en la final de los 100 en el campeonato mundial de Daegu del año pasado a raíz de una partida en falso, Bolt fue un rayo y superó ampliamente a Blake, logrando el segundo mejor tiempo de la historia.

Los 200 son su prueba preferida, pues se adapta más a su tranco largo. Flojo en los arranques, Bolt siempre tiene que recuperar terreno y la distancia más larga se presta más a sus características.

"Después de verlo en los 100", comentó el trinitario Richard Thompson, quien figuró séptimo en esa final, "creo que Bolt va a hacer algo grande en los 200".

El caribeño avanzó a la final de los 200 sin esforzarse, paseándose en las pruebas preliminares, incluidas las semifinales del miércoles, en las que sacó tempranas ventajas y luego desaceleró en los últimos 100 metros.

Si Bolt no gana, Londres 2012 será recordada seguramente como la última olimpiada de Michael Phelps, en la que el fenomenal nadador estadounidense terminó de dar forma a un legado único de 18 medallas de oro y 22 en total. Pero si el jamaiquino sale airoso, renacerá sin duda el debate que surgió hace cuatro años, cuando sus victorias en los 100, los 200 y el relevo corto con récords mundiales le hicieron sombra a las ocho medallas de oro que Phelps había cosechado la semana previa.

En el 2008 en Beijing, la discusión era quien fue el mejor deportista de esos juegos. En esta ocasión, lo que está en la balanza es el derecho a ser considerado el mejor deportista olímpico de la historia. Phelps y Lewis son dos de los más mencionados. Bolt podría entrar también en esa categoría con un triunfo en los 200.

La final de los 200 será una de las cinco medallas de oro que entrega el atletismo, entre las cuales figuran las de los 800 masculinos, en los que David Rudisha va por su segundo oro seguido, y la del decatlón, que premia al atleta más completo y en la que el estadounidense Ashton Eaton, que fijó hace poco un nuevo récord mundial, buscará también la gloria olímpica.

En total se repartirán 22 medallas de oro el jueves, incluida la del vóleibol de playa masculino, a la que aspiran los brasileños Alison y Emanuel, y la plataforma femenina de 10 metros, en la que Paola Espinosa espera darle una nueva satisfacción a México en los clavados. México ya tiene tres preseas en esa disciplina en Londres 2012.

Estados Unidos enfrentará a Japón por el oro del fútbol femenino y Brasil buscará también ante Japón su pase a la final del vóleibol femenino.