Bolonia riega sus calles empedradas con vinagre para mantenerlas limpias

M. J. Arias
·3  min de lectura

Para limpiar algunas superficies, para acabar con los piojos, para mantener el blanco de la ropa… El vinagre es uno de esos productos que más allá del uso principal para el que fue concebido (léase el aderezo) cuenta con una larga lista de utilidades que entran en la categoría de trucos. En Bologna, además de todos esos mencionados, usan el vinagre para mantener sus calles empedradas limpias de maleza, según publica el diario italiano La Repubblica

La Piazza Santo Stefano (en la imagen) será una de las zonas de Bolognia regada con vinagre. (Foto: Getty Images)
La Piazza Santo Stefano (en la imagen) será una de las zonas de Bolognia regada con vinagre. (Foto: Getty Images)

El plan de usar vinagre contra los hierbajos que crecen entre las piedras de aceras y calles y que tan feo hacen proviene ni más ni menos que del Ayuntamiento y ya ha sido puesto en marcha. Según detallan en el mencionado medio, se trata de un método “inofensivo y ecológico” que contribuirá a salvar “las prestigiosas calles de la maleza”.

La estrategia del Consistorio consta de dos partes. Una primera involucra a las desbrozadoras, que son las máquinas y herramientas que los operarios encargados de estas tareas utilizarán para arrancar las malas hierbas. Sin embargo, no todas las zonas son accesibles para estos instrumentos. Como tampoco es aconsejable utilizarlos en lugares más sensibles al deterioro.

Y ahí es donde entra en juego un producto con una alta concentración de ácido acético que será vertido sobre las superficies de calles, aceras, pies de muros y pórticos… para que haga su efecto y desintegre, por decirlo así, las hierbas indeseadas. 

Según publica La Repubblica, cuando la operación termine (está previsto que en octubre) se habrán limpiado cerca de 900 kilómetros de acera y 30.000 metros cuadrados de calles empedradas en zonas del centro histórico de la ciudad. 

Entre ellas Piazza Santo Stefano, Piazza San Domenico, Piazza San Francesco, via IV Novembre y zonas cercanas a las puertas medievales de la ciudad. Son lugares históricos y delicados en los que ese desbroce no puede realizarse con los métodos tradicionales en aras de conservar su monumentalidad.

Así, en cuestión de unas semanas, deberían comenzar a apreciarse los avances de este plan de limpieza que afectará a la parte más visitada de la ciudad. La idea del Ayuntamiento es que esos hierbajos nunca superen los 30 centímetros. 

Las autoridades responsables han querido aclarar que el producto con el que pulverizarán las zonas señaladas es inocuo para las personas y que solo afectará a las hierbas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Durante el primer confinamiento por el coronavirus, en los meses de marzo y abril de 2020, la vegetación tomó las calles y algunas imágenes de lugares históricos del centro de Roma donde la hierba hacía acto de presencia se viralizaron. Sin miles de turistas y romanos pasando por el empedrado suelo de la Piazza Navona, por ejemplo, la hierba creció entre sus adoquines.

EN VÍDEO | Media Italia se confina hasta Semana Santa para combatir la guerra del covid