Bolivia y el primer paso para la refundación

La Verde tendrá varias caras nuevas en su plantel para los partidos contra Colombia y Argentina por las Eliminatorias.

Ya sin opciones de clasificarse al Mundial de Rusia 2018, Bolivia afronta la última parte de la Eliminatoria mundialista con la misión de renovar su plantel para que en las próximas clasificatorias logre obtener el boleto a Qatar 2022.

Es tiempo de una renovación, así lo entendió el nuevo cuerpo técnico de la Verde, a la cabeza de Mauricio Soria, quien para los duelos contra Colombia y Argentina convocó a jugadores juveniles y dejó fuera de la lista a los “experimentados”.

Jugadores como Rubén Cordano, Luis Haquin, Mario Cuéllar, Cristian Coimbra, Jefferson Ibáñez, José Sagredo, Óscar Ribera, José Vargas, Ramiro Vaca, Bruno Miranda y Mauricio Chajtur tuvieron su primera convocatoria a la Verde con la esperanza de jugar al menos uno de los dos próximos cotejos.

Todos ellos son jugadores que bordean los 20 años y que en estos cuatro años deberán lograr la experiencia necesaria para luchar por la clasificación a Qatar 2022.

A este grupo joven se unieron Ronald Raldes y Pablo Daniel Escobar, los dos más experimentados de la Verde con más de 35 años, además de Juan Carlos Arce, quien forma parte del equipo desde hace 13 años atrás. Los tres fueron llamados para transmitir su conocimiento a los jóvenes.

En el grupo también están Carlos Lampe, Guillermo Viscarra, Leonel Justiniano, Raúl Castro, Alejandro Chumacero y Marcelo Martins quienes, con seguridad, serán la base de la selección boliviana en la próxima eliminatoria mundialista.

Soria decidió no llamar a la selección a jugadores como Daniel Vaca, Marvin Bejarano, Wálter Veizaga, Gualberto Mojica, Carlos Enrique Saucedo, Martin Smedberg, Yasmani Duk y Edward Zenteno, todos pasan por su mejor momento, pero se los considera que su tiempo ya pasó pese a que al frente tendrán a una Colombia ansiosa de triunfo y a una Argentina que buscará aprovechar la renovación de Bolivia.

Hubo críticas por parte de la hinchada y la prensa por la no convocatoria de figuras bolivianas, pero sólo el tiempo dirá si Soria tuvo razón o se equivocó en este repentino cambio de generación en la Verde.