Bolívar acabó su maldición y por fin pudo ganar en Santa Cruz

Goal.com Latam
El delantero boliviano es la figura del torneo local donde ya anotó cuatro goles en cinco presentaciones con la camiseta celeste.
El delantero boliviano es la figura del torneo local donde ya anotó cuatro goles en cinco presentaciones con la camiseta celeste.

Bolívar acabó con su maldición de no saber ganar en Santa Cruz y este jueves derrotó por 2-4 a Real Santa Cruz, en el estadio Tahuichi Aguilera, y este resultado le permite igualar el puntaje de Always Ready en la cima de la tabla de posiciones del torneo Apertura.

Dos goles del defensor Adrián Jusino (35’ y 60), un tanto de Leonardo Vaca (54’) y otro gol de la figura Víctor Ábrego (67’) le dieron la victoria al equipo celeste que supo contener a un Real Santa Cruz que anotó mediante Fernando Rodríguez (42’) y Lucas Gómez (78’).

El primer tanto de la Academia llegó en un tiro libre de Vecchio quien encontró bien ubicado a Adrián Jusino quien solo tuvo que tocar la pelota con la cabeza para el 1-0 a los 35 minutos.

Real Santa Cruz salió al frente y encontró el empate a los 42 minutos en un tiro de media vuelta de Fernando Rodríguez que sorprendió al portero Viscarra.

En la segunda parte Bolívar hizo ingresar a Ábrego quien cambió el estilo de juego de los celestes y lo hizo más ofensivo, es por eso que a los 53 minutos el cruceño avanzó con pases junto s Riquelme, el balón quedó en los pies de Leonardo Vaca quien disparó potente a la derecha de Peña para el 1-2.

A los 59 minutos llegó el tercer tanto celeste en una arremetida de Vaca quien se sacó la marca de Gonzalo Moruco y dio un pase retrasado a Jusino para que éste anote.

Ábrego anotaría el gol más bonito de la tarde a los 67 minutos, el jugador recibió un pase largo al sector derecho, vio al portero Peña algo adelantado y sacó un disparo de 35 metros para mandar el balón a las redes.

Real Santa Cruz quiso acortar las cifras y encontró su premio a los 78 minutos en un tiro de Lucas Gómez tras una jugada que él inicio.

 

Qué leer a continuación