Boicot a Netflix por ofender a las víctimas del terrorismo

Tras varios éxitos sonados con sus acciones publicitarias (tan geniales como arriesgadas), a Netflix le toca ahora vivir una desagradable situación como consecuencia de su última campaña para promocionar la película “Fe de etarras” en la ciudad de San Sebastián.

En el cartel de la discordia se puede ver la frase “Yo soooy españooool, españoool, españoooool”, un cántico típico en las celebraciones deportivas de la Selección, con un detalle que no ha gustado nada: la palabra “español” aparece tachada.

Imagen del cartel promocional. Fuente: Twitter

[Te puede interesar: Un bar quita el hielo de las copas para que sus clientes reflexionen sobre el calentamiento global]

Y es que la cinta trata precisamente de un comando terrorista de la banda ETA que está preparado para atentar durante el verano de 2010, cuando España ganó el Mundial de fútbol de Sudáfrica.

El hecho de que Netflix haya producido una película que bromea sobre el terrorismo ha caído como un jarro de agua fría en las asociaciones de víctimas como la AVT o Voces contra el Terrorismo, que han mostrado su indignación y han llamado a la gente a boicotear a la plataforma dándose de baja del servicio.

Seguro que si ETA hubiese asesinado a familias de los directivos de Netflix no producirían una parodia de sus asesinos“, ha afirmado José Alcaraz, de Voces contra el Terrorismo.

Aunque la protesta no ha alcanzado un volumen preocupante para Netflix a nivel de negocio, sí que supone un borrón importante en su reputación dado que varias personas se han sumado al boicot y han compartido el momento en el que cancelaban su suscripción.

No parece que esta polémica vaya a hacer que la productora cambie su estrategia y deje de hacer campañas arriesgadas, dado el buen resultado que le han dado. Sin ir más lejos, siguen promocionando ‘Narcos’ con acciones tan chocantes como colocar mensajes relacionados con la cocaína en baños de pubs, donde suele producirse el consumo de esta droga.

Imagen de la campaña