Boca volvió a gritar campeón de la mano del talento cafetero

Goal.com Latam

Luego de una última jornada de infarto, Boca Juniors se alzó con el título de la Superliga Argentina gracias a la victoria sobre el Gimnasia de Maradona y, sobre todo, el empate de River Plate ante Atlético Tucumán

Así el Xeneize logró su título local número 34 y de nuevo con el protagonismo de los futbolistas cafeteros. Al igual que en su momento lo hicieron hombres de la talla de Óscar Córdoba, Jorge Bermúdez y Mauricio Serna, esta temporada lo lograron Frank Fabra, Jorman Campuzano y Sebastián Villa. 

 Los tres cafeteros tuvieron un inicio de campaña complicado, estuvieron relegados al banco de suplentes bajo el mando del profe Alfaro, pero con la llegada de Miguel Ángel Russo ganaron completo protagonismo y fueron vitales para lograr el agónico título. 

El mejor, sin lugar a dudas, fue Villa. El  ex-Tolima fue de menos a más, supo sobreponerse de las críticas, incluso de sus mismos compañeros, y terminó siendo pieza clave con su tremenda explosividad por las bandas. Su velocidad, gambeta y generación de oportunidades de gol levantaron aplausos más de una vez en La Bombonera. En la Superliga aportó 2 goles y 3 asistencias en 16 partidos. 

Fabra también aportó lo suyo. El lateral zurdo tuvo una larga recuperación de una dura lesión de rodilla y de a poco se fue acercando a su mejor nivel hasta apoderarse de la titular. Fue la carta de salida por la banda izquierda, aportando mucha llegada a gol, incluso marcó dos tantos y dio tres asistencias en 17 partidos disputados. 

Por último, pero no menos importante, está Jorman, un incansable trabajador silencioso. El ex Atlético Nacional tuvo una proceso de adaptación en Boca mucho más largo de lo esperado, pero con el tiempo y la confianza brindada por Russo por fin pudo explotar de la manera que se esperaba. No es un jugador que levante la grada como lo hacía Barrios, pero su trabajo, que muchas veces no se ve, fue clave para organizar el mediocampo del campeón argentino. 

Enhorabuena por los campeones, quienes envían un mensaje claro a Carlos Queiroz de cara al debut en la Eliminatoria Sudamericana y la Copa América que están a la vuelta de la esquina. 

Qué leer a continuación