Boca, Vélez, Agustín Bouzat y una negociación poco común: una subasta determinó que los de Liniers se quedaran con el pase del delantero

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Agustín Bouzat ganó experiencia en Vélez, creció futbolísticamente y ahora sabe que su pase se queda en Liniers.
ANDRES PINA/PHOTOSPORT

Una situación extraña se produjo este miércoles. En la Bombonera, las cabezas de las dirigencias de Boca y Vélez se vieron las caras, acompañados por un escribano, con el objetivo de llevar adelante una licitación por la totalidad del pase de Agustín Bouzat, ex futbolista del xeneize y actual del Fortín. ¿Cuál fue el final? La ficha del delantero, de 27 años, quedó en Liniers.

Atípico: las negociaciones por los pases de los jugadores se suelen realizar con ofertas y, casi siempre, contraofertas. No obstante, en este caso se trató más bien de una subasta. Cada institución quedó con un 50 por ciento del pase en el momento en el que Vélez compró esa mitad, a fines de 2017. En aquellas charlas, encaradas por la directiva que comandaba Daniel Angelici, hubo un acuerdo: si alguno de los clubes no ofertaba y se convertía en el dueño absoluto en estos años (ya pasaron casi cuatro), se llegaría a esta instancia, en la que sería vendido al mejor postor.

Una Copa nueva, la idea de Angelici para que Boca juegue a nivel internacional en 2017
Daniel Jayo


Daniel Angelici, ex presidente de Boca entre 2011 y 2019, acordó con Vélez esta modalidad para que uno de los dos se quedara con el total del pase de Bouzat en junio de 2021. (Daniel Jayo/)

Así las cosas, con sobres cerrados, los representantes de cada entidad se presentaron hoy con su ofrecimiento. Claro, también estaban los riesgos: pasarse de ceros y perder un monto mucho más grande que podrían haberse ahorrado ante una oferta mínima del de enfrente. Justamente, eso fue lo que sucedió: según trascendió, ninguno de los dos ofertó más de U$S 200.000, siendo mayor la de Vélez (150.000), que habría salido ganador por 50 mil dólares de diferencia con respecto a lo ofrecido por Boca. Es decir, ese valor ingresará a Brandsen 805: el jugador tampoco era del interés del Consejo de Fútbol ni del cuerpo técnico.

De hecho, Angelici ya le había vendido a los de Liniers la mitad del pase por una cifra cercana a dos millones de dólares. Entonces, la brecha entre una compra y otra queda muy amplia. Toda una rareza. ¿Cuánto había jugado con la camiseta azul y oro hasta aquel entonces? Apenas 62 minutos repartidos en cinco encuentros oficiales de 2017, con Guillermo Barros Schelotto de entrenador. Incluso, previo a esas participaciones, ya se había ido en condición de préstamo a Defensa y Justicia.

Zuqui, en acción
Zuqui, en acción


Fernando Zuqui, futbolista que pertenece a Estudiantes, también puede ser subastado en unos días entre el xeneize y el Pincha.

Se trató de una modalidad sorpresiva que suele llevarse a cabo en otros países, pero que no es común en Argentina. ¿Se terminará convirtiendo en una nueva manera de negociar en el ámbito local? Se verá en el futuro. Por lo pronto, Bouzat se pone definitivamente la camiseta velezana.

Incluso, Boca puede pasar por la misma situación en algunos días: Fernando Zuqui, aquel volante que reforzó el xeneize para jugar la semifinal de la Copa Libertadores 2016 y del cual se desprendió un año después, también sería el protagonista de una subasta, pero en este caso con Estudiantes de La Plata como el otro oferente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.