Boca sufre la baja de Cristian Medina para la Copa Libertadores y teme más casos, mientras aguarda por la confirmación local

·5  min de lectura
Medina debutó hace una semana, frente a Gimnasia, en la Bombonera
Prensa Boca

Se sabía que los hisopados de este viernes serían claves en Boca pensando en que el brote que sufre River podía repercutir en estas horas por el superclásico del fin de semana pasado. Por ahora no hay ningún descontrol en el plantel de Miguel Ángel Russo, aunque sí una pésima noticia: Cristian Medina fue el único positivo del plantel y está descartado para enfrentar a The Strongest, en el duelo trascendental que determinará la suerte del xeneize en la Copa Libertadores.

Coronavirus: el Gobierno suspende todo el fútbol hasta el 30 de mayo

Eso sí: según comunicó el club a través de sus redes sociales, el difícil panorama que atraviesan en Núñez no tiene nada que ver con el contagio. Y es para destacar, entre máximos rivales. La cuestión es que Medina se habría contagiado a partir de un contacto estrecho (cercano a su pareja) que también habría dado positivo en su testeo de ayer.

El volante se había ganado la titularidad durante gran parte del año y, si bien sus últimos rendimientos fueron de la mano con el bajón futbolístico general, era una fija entre los once jugadores titulares que estarán obligados a vencer el miércoles a los bolivianos, en la última jornada del grupo C, y así conseguir el boleto a los octavos de final sin depender del resultado entre Barcelona (ya clasificado) y Santos, que no debe ganar.

Cristian Medina compartió vestuario con sus compañeros y luego jugó de titular frente a Barcelona.
Pool Argra


Cristian Medina compartió vestuario con sus compañeros y luego jugó de titular frente a Barcelona. (Pool Argra/)

Tan importante es dentro de los soldados que tiene Russo, que no parece haber un reemplazo de sus características: mixto, con buen manejo de la pelota y dinámica. Ya contabiliza 20 encuentros oficiales disputados y un gol (ante Atlético Tucumán).

¿Qué cartas quedan para suplantarlo? Se da por sentado que Alan Varela y Agustín Almendra, titulares por estos días, saldrán desde el inicio a buscar los puntos que faltan. Por otro lado, Jorman Campuzano es un ‘5’ posicional y su nivel es muy bajo, similar a Leonardo Jara, que ya casi no juega y seguramente no continúe en la institución pasado el 30 de junio. Diego González quizás se acerque al estilo del chico de 18 años, pero resulta difícil imaginar que “Pulpo” salte directamente de la inactividad (un golpe fuerte en el tobillo lo marginó cerca de cuatro meses) a un duelo sin margen de error.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Seguramente, el puesto lo peleen entre Edwin Cardona y Gonzalo Maroni, volantes más similares a Almendra por su naturalidad de atacar más que de defender. O bien, ante la renovada falta de identidad, el técnico decida cambiar el esquema y utilizar a un delantero más: Boca necesita goles, algo que sólo consiguió una vez en los últimos cinco encuentros.

De todas maneras, pensar en las opciones prematuramente no vale la pena. No porque haya un clima pesimista, sino más bien porque el estado de alerta se mantiene más firme que nunca puertas adentro. Y es que, así como despojaron a la institución millonaria de toda responsabilidad, también son conscientes de que Medina compartió el vestuario con sus compañeros en la previa y el post del empate frente a Barcelona de Ecuador (0-0), el jueves: estuvieron en un lugar cerrado durante varios minutos y es todo un riesgo. Se repite el cálculo: si hay más contagios, se sabrán una vez que transcurran, al menos, 72 horas. Por eso, los testeos del lunes pasan a ser esenciales para saber si los negativos se mantendrán o habrá más bajas.

Aunque falten los hisopados del lunes, Miguel Ángel Russo ya debe ir imaginando el reemplazante de Medina para ganar el miércoles.
GUILHERME DIONIZIO


Aunque falten los hisopados del lunes, Miguel Ángel Russo ya debe ir imaginando el reemplazante de Medina para ganar el miércoles. (GUILHERME DIONIZIO/)

Así las cosas, el mediocampista surgido en las inferiores xeneizes se despide –con mucha probabilidad- de lo que queda del semestre. Y es que, además del compromiso copero, quedó pendiente la semifinal con Racing por la Copa de la Liga Profesional que se iba a disputar mañana, pero la nueva cuarentena estricta (hasta fin de mes) la canceló y no se vislumbra una fecha de reprogramación.

La información que tienen en Boca sobre las competencias

La noticia del parate -que sorprendió a todos en la mañana del viernes- en Brandsen 805 la esperaban. “Veíamos que en cualquier momento podía pasar. La cosa en el país está muy complicada”, le comentaron a LA NACION desde las altas esferas. No obstante, al enterarse de que se suspendía el fútbol en el país, los interrogantes también giraron –justamente- sobre el cruce con los bolivianos.

En el club, primero, hicieron un debate interno y resolvieron que Uruguay y Paraguay serían buenas opciones de sedes en caso de que el Gobierno Nacional no autorice los partidos internacionales que deben jugarse la semana próxima: por eso, durante el mediodía de ayer procedieron a hacer las respectivas averiguaciones a esos países vecinos para ya empezar a prevenir otra logística. No obstante, más adelante llegó la tranquilidad. Porque los comunicados con las autoridades nacionales le ratificaron, al menos por ahora, que la Bombonera podrá ser utilizada para recibir el miércoles a The Strongest.

Boca. Las conclusiones de antes de jugarse todo: su fútbol vuelve a oscurecerse, pero no tiene que mirar a otro

En lo que respecta al certamen doméstico no tienen confirmaciones sobre la semifinal ante Racing. Tampoco le dan demasiada importancia a las fechas estimativas que fueron surgiendo a partir de la noticia de la suspensión: se habló del 2 de junio, de jornadas posteriores a la Copa América o, incluso, algunos informaron que los cuatro clubes (Colón e Independiente son los otros semifinalistas) pedirían jugar los cruces el 29 de este mes -un día antes de que finalice la franja de suspensión de partidos locales- para poder jugar la final antes de que se dispute la doble fecha de Eliminatorias rumbo a Qatar 2022 (3 y 8 de junio).

“Son todas especulaciones. La realidad es que debemos esperar a ver si bajan o no los contagios con esta cuarentena. Ahí recién podríamos hablar”, agregan desde la entidad de la Ribera. Claro, si el virus se mantiene en sus picos más altos, será difícil anticiparse a una jornada.