Boca - River. Cómo prepara Russo el superclásico: “Wanchope” Ábila casi descartado, Carlos Izquierdoz sigue a prueba y ¿línea de tres defensores?

Franco Tossi
·4  min de lectura
Miguel Russo, en el entrenamiento de Boca.
Miguel Russo, en el entrenamiento de Boca.

El reloj avanza y el superclásico está cada vez más cerca. Cuatro días separan a Boca y a River de verse nuevamente las caras en la Bombonera, tras el 2-2 de hace más de dos meses por la Copa Diego Maradona. En ese sentido, Miguel Ángel Russo, pese a la goleada histórica ante Vélez (7-1), analiza variantes, consciente de que enfrente tendrá un rival siempre especial. Entonces, pone sus ojos en los tocados para ver con quiénes contará y hacerse una idea de cómo armará el equipo. Seguramente, el DT mantendrá el misterio hasta último momento.

La Bombonera. Para Boca, el templo sin sus feligreses no es lo mismo: apenas 18 puntos en 13 partidos

Este miércoles hubo novedades con respecto a dos de ellos. El principal -y más importante- fue Carlos Izquierdoz. El zaguero, subcaptitán y por ahora titular indiscutido en la defensa central, continúa evolucionando de la “lesión condral en la unión esterno-costal”, según lo informado por el parte médico de la institución tras el golpe que recibió hace diez días, en el partido ante Sarmiento (1-1).

Fue hoy la jornada en la que empezó a ser exigido. De a poco, claro. Aunque cada vez queda menos arena por caer y las próximas horas serán determinantes para definir si estará o no el domingo. Los trabajos serán todavía más fuertes para tener mayores certezas.

Newells vs Boca
Marcelo Manera


Izquierdoz quiere hacer todo lo posible para estar presente en el superclásico (Marcelo Manera/)

Por lo pronto, esta mañana realizó tres trabajos junto al grupo. Primero, tareas en el gimnasio. El segundo, un táctico en el que parecía que se lo incluía simplemente para que vaya sumando algunos movimientos de juego. Sin embargo, por último hizo un reducido en el que hubo algo más de roce. Con cierto cuidado para todavía no comprometerlo demasiado, sabiendo que cada día es una oportunidad para ir mejorando esa zona afectada. Son optimistas de que llegue bien al partido. “Fue todo normal. Trabajó bien, pero hay que seguir viéndolo”, confiaron dos fuentes cercanas al plantel.

¿Edinson Cavani a Boca? El papá del atacante reveló detalles de una operación "avanzada"

En caso de llegar en condiciones, si Russo decide mantener la formación de estos últimos partidos, continuaría la dupla con Carlos Zambrano. Aunque entre los rumores clásicos previos a un duelo con River, se baraja la opción (inédita en este ciclo) de jugar con línea de tres zagueros, en la que se agregaría Lisandro López, el hombre que lo suplantó ante el Fortín.

Wanchope Ábila y Campuzano, en un entrenamiento de los últimos días. El delantero no será parte del superclásico.
Wanchope Ábila y Campuzano, en un entrenamiento de los últimos días. El delantero no será parte del superclásico.


Wanchope Ábila y Campuzano, en un entrenamiento de los últimos días. El delantero no será parte del superclásico.

Por otro lado, el que sí parece afuera es Ramón Ábila. El cordobés viene recuperándose de la operación a la que se sometió por una hernia generada debido a un problema permanente en los aductores y aún no sumó minutos oficiales durante las cuatro fechas que se jugaron de la competencia local. Ya de por sí eso lo ponía -a lo sumo- como integrante de la concentración, pero lo imposibilitaba de ser titular.

Ahora la cuestión se complicó aún más. Y es que durante esta mañana Wanchope se presentó en el predio de Ezeiza con fiebre y angina que arrastra desde la noche del martes. Así como llegó, volvió a su casa. Eso sí: afirman que el hisopado que le hicieron dio negativo, pero en las próximas horas se le hará un nuevo PCR. Aunque vuelva a arrojar el mismo resultado, es difícil que sea tenido en cuenta.

¿Javier García a Tigre?

En las últimas horas surgió el rumor de que el experimentado arquero, que volvió a vestir el buzo de Boca en el triunfo ajustado ante Claypole (2-1), por Copa Argentina, podía irse a un viejo destino: Tigre. El club de Victoria habría hecho un ofrecimiento por un préstamo para contar con el hombre de 34 años. No obstante, desde el Consejo de Fútbol le negaron rotundamente a LA NACION la posibilidad de dejar ir a un futbolista por el que Juan Román Riquelme, líder de los ex futbolistas que hay en el club, se la jugó. “¿De verdad piensan que Román va a dejarlo ir después de que dijeran que lo trajo por ser su amigo y que lo insultaron? Obviamente que Javier debe querer atajar, pero también sabe que Román se la jugó por él”, aportó una fuente cercana a Riquelme.