Boca - River: las polémicas del superclásico por la Copa Maradona

LA NACION
·3  min de lectura

Dentro de un superclásico entretenido y con buen ritmo, no faltaron los roces y las jugadas para la controversia.

En el primer tiempo, la acción más discutida fue un codazo de Jorman Campuzano sobre Jorge Carrascal. El árbitro Rapallini sancionó al volante de Boca con tarjeta amarilla, pero la impresión que dejó la jugada es que correspondía la expulsión directa, porque Campuzano "midió" al jugador de River y dejó el codo muy alto, y lo impactó a la altura del cuello, en una acción antideportiva, después de que Carrascal ya se había desprendido del balón.

Boca ya estaba 1-0, recién había arrancado el segundo tiempo y podría haber sentenciado el partido con un contraataque en el que Abila se escapó por la derecha, en una evidente posición adelantada que no observó el asistente Gabriel Chade -que también falló al no ver el codazo de Campuzano, sobre su lateral-. El delantero cordobés prefirió definir solo y perdió el mano a mano con Armani, cuando por el medio Zárate estaba solo para empujarla con el arco vacío. No fue decisivo, pero si Boca anotaba hubiera sido la gran controversia de la noche.

Poco después de comenzado el segundo tiempo, a los 12 minutos, Campuzano finalmente vio la tarjeta roja, en realidad luego de ver la segunda amarilla y tras un manotazo sobre el rostro del recién ingresado Matías Suárez.

El empate de River también tuvo una polémica, aunque ni siquiera tuvo la protesta de los jugadores de Boca. El tanto de Federico Girotti, que despertó bromas en redes sociales porque se produjo cuando ya estaba arrodillado, ocurre en el mismo momento que le comete una infracción a Zambrano, a quien toma de la camiseta (motivo por el que el jugador de Boca cae por tierra). Zambrano también toma al atacante de River por la parte baja de la camiseta, por delante. ¿Quién tomó primero a quién? Difícil decirlo. La jugada no era fácil de ver para el árbitro porque, por su ubicación en la cancha, el mismo cuerpo del jugador de River le impide ver la acción.

Ya River había dado vuelta el resultado y estaba en ventaja, pero el panorama se le complicó con la tarjeta roja a Enzo Pérez. El volante central, que ya estaba amonestado, le entró fuerte a Nicolás Capaldo y vio la segunda amarilla de parte de Rapallini.