Boca - River: la jugada gemela de Carlos Tevez, de la tapada de Armani a Benedetto en 2018 al gol de Villa en 2021

Christian Leblebidjian
·3  min de lectura

Carlos Tevez jugó el superclásico número 18 de su carrera. A los 36 años, sabe que está en el epílogo de su recorrido, pero igual se las arregla para ser el futbolista más desequilibrante de Boca. Lo fue en la Superliga 2019/20 que conquistó el equipo de Miguel Angel Russo, lo es ahora en la pelea xeneize en la Copa Diego Maradona y también en la ilusión por ganar la séptima Copa Libertadores. Por eso arrancó como suplente en la Bombonera, el entrenador lo quiere al cien por ciento en las semifinales ante Santos.

Tevez ingresó ante River a los 11 minutos del segundo tiempo en reemplazo de Mauro Zárate pero 120 segundos después debió adaptar su rol a una estructura con nueve compañeros por la infantil expulsión de Campuzano. Entonces, pasó de ser mediapunta en un 4-4-1-1 a ser la principal referencia de ataque en un 4-4-1 y con Soldano volanteando (como hacía algunas veces con Alfaro). Pero Tevez es Tevez.

Boca - River y los cuatro goles de un superclásico vibrante

Si algo demostró el 10 de Boca en los últimos tiempos es que fue capaz de sobreponerse a las adversidades. Y sacó una jugada de la galera para arrastrar la marca de Paulo Díaz y asistir para la diagonal de Sebastián Villa, que definió picándole la pelota ante la salida de Armani. La jugada del 2-2, a los 40 minutos de la segunda etapa.

Esa jugada, en ese mismo estadio, en ese mismo arco, ante el mismo rival y el mismo arquero, fue similar a la que pudo haber definido la primera final de la Copa Libertadores de 2018. Ese 11 de noviembre, en la Bombonera, Tevez ingresó por Sebastián Villa a los 28 minutos del segundo tiempo y con el partido 2-2. Y a los 44, a un minuto del final, generó una jugada parecida a la de este sábado. En aquella oportunidad aceleró por la izquierda, arrastró marcas y cambió de frente para dejar mano a mano a Darío Benedetto con Armani, pero el arquero de River, en una atajada descomunal, evitó lo que hubiera sido el 3-2 para el equipo dirigido -en ese momento- por Guillermo Barros Schelotto.

La atajada de Armani a Benedetto en 2018

Esta vez el resultado fue el mismo (2-2) de aquella final, pero la jugada de Tevez y la definición de Villa sirvieron para que Boca rescate un punto en un clásico que se le había hecho adverso desde el funcionamiento en el primer tiempo (aunque ganaba 1-0). La historia en Madrid fue otra. Y allí festejó el equipo de Gallardo.

Boca - River. Para ponerlo en un cuadro: al margen del empate 2 a 2, por qué los dos ganaron... y perdieron

Con esa jugada gemela versión 2021 (Tevez había habilitado incluso antes a Villa en otro contraataque, a los 19 minutos de la segunda etapa), Boca no ganó pero mantuvo la diferencia de goles para ser líder de la Zona Campeonato A. Y se quedó con una reacción anímica casi vital para afrontar los partidos decisivos en la Copa Libertadores ante Santos.

Tevez sigue demostrando que es la bandera del equipo de Russo. Desde el liderazgo y su influencia en cada ataque (ya sea por el torneo doméstico o la Copa Libertadores). Aunque le toque jugar pocos minutos, siempre se las arregla para sorprender y generar algo distinto.