Boca y el pedido de explicación a Conmebol: ¿Santos jugó con casos de Covid-19?

Franco Tossi
·3  min de lectura

En medio de la preparación mental y futbolística para encarar la definición de la Copa Diego Maradona y, sobre todo, la revancha de semifinales de Copa Libertadores, en Vila Belmiro, frente a Santos tras el 0-0 de la ida, hoy explotó en Boca una bomba que contiene fuertes sospechas y temores que derivan en un pedido de explicación: el arquero titular John y el defensor suplente Leonardo Wagner están retenidos en Argentina por dar PCR positivo.

Los dirigentes boquenses ya se comunicaron con Conmebol. Por tratarse de un tema delicado, desde la entidad de la Ribera son prudentes a la hora de dar informaciones del caso y simplemente se posicionan en las sospechas. La imagen que brindó Santos en el entretiempo, descansando en el banco de suplentes visitante con Cuca, su entrenador, dando indicaciones con la pizarra que trasladaron desde el vestuario, simplemente parecía algo atípico. No obstante, con la noticia de que esos jugadores no pudieron volver a Brasil, se pone en el centro de la escena esa forma de llevar a cabo el descanso.

Boca - Santos: el equipo de Russo no pudo y la semifinal de la Copa Libertadores se definirá en Brasil

Entre los trascendidos, se especula con que la información se desprendió desde Migraciones, cuando John y Wagner presentaron el hisopado positivo. Entonces, en Boca empiezan las preguntas. ¿Desde Santos fueron imprudentes y se presentaron en la Bombonera con casos de coronavirus? ¿Hicieron el descanso en el campo para no concentrar el virus en un lugar cerrado como es el vestuario? ¿Se contagiaron post partido y todo queda en una simple anécdota?

Claro que Boca no puede investigar nada. "No tenemos la capacidad ni la potestad de investigar qué pasó. Es Conmebol el que tiene que averiguar", le dicen a LA NACION desde Brandsen 805. Por eso, lo que harán los directivos junto al Consejo de Fútbol es presentar un pedido de explicación a la entidad madre del fútbol sudamericano, que tiene como protocolo la realización de PCR días previos al encuentro. ¿Qué resultados hubo en esos análisis? Es lo que se preguntan.

Ante la consulta de LA NACION, en Conmebol dijeron que la aparición de los positivos "no cambia nada". Recordaron que el partido se jugó con los protocolos de seguridad vigentes y que, evidentemente, los dos futbolistas brasileños se positivizaron después del partido. Ese mismo mensaje enviarían a Boca cuando deban responder lo que solicitan los dirigentes del club xeneize sobre lo sucedido en la Bombonera.

De hecho, el reglamento de la competencia continental exige PCR negativo para poder viajar al exterior a disputar un encuentro. Asimismo, en Argentina no solicitan ningún resultado para ingresar, con lo cual el ingreso del plantel de Santos al país habría sido con todos los jugadores en negativo y fueron autorizados por Conmebol para poder incluirlos en el duelo de ida.

El asombroso dato que Lisandro López y Carlos Izquierdoz le aportan a la defensa de Boca

Es decir, por el momento y hasta que no se sepa a fondo qué es lo que en realidad sucedió, en la Ribera no exigirán nada vinculado a una posible sanción hacia el conjunto Peixe, como por ejemplo el pedido de los puntos para pasar a la final. Claro que es una situación que desprende cierta desesperación. Sobre todo, pensando en que, pese a lo que confirma Conmebol, existe el temor de que los jugadores de Boca pudieran contraer el virus. Aunque el miedo más grande lo tiene a Miguel Ángel Russo como foco: persona con doble riesgo por edad y antecedentes médicos.

Los futbolistas que están varados serán buscados por un avión sanitario que los deposite en su país. Aunque esa fractura de la que se considera una burbuja, en la que los integrantes del plantel que viaja están permanentemente juntos, también lleva a Boca a quejarse ante Conmebol.