Boca sin paz: por qué Esteban Andrada dejó de ser un intocable

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Andrada dejó de ser un intocable en Boca
Javier García Martino / Prensa Boca

Boca no se permite vivir en paz. Cuando los problemas no existen, o pasan desapercibidos, le surgen de lugares inesperados o se los autofabrica. Desde hace años se convirtió en un club autodestructivo, que con facilidad puede tirar para abajo en un minuto lo que le cuesta más tiempo edificar. Una institución volátil, en la cual el primer fósforo encendido que pasa cerca genera explosiones, muchas de ellas evitables.

El regreso de Esteban Andrada: las quejas de su mujer, los reclamos de Russo y la respuesta del club

En la previa del partido de este martes frente a Santos en Brasil (desde las 19.15, por ESPN), trascendental para sus ilusiones coperas de meterse en los octavos de final de la Libertadores, surgió un nuevo foco de conflicto. Las declaraciones realizadas por Javier García tras la derrota ante Patronato (0-1) en Paraná potenciaron un runrún que lleva días en Brandsen 805 y, fundamentalmente, en el predio de Ezeiza.

“El mensaje es trabajar todos los días, no sólo 90 minutos. Nosotros trabajamos de lunes a lunes, hay que trabajar con mucha humildad, ser profesional las 24 horas, trabajar, vivir para esto...”, dijo el arquero cuando fue consultado en el campo de juego acerca de “un mensaje para lo que viene y también para Andrada”, que permanece en Ecuador aislado por ser positivo de Covid-19.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si bien no lo nombró e incluso habló con Andrada para decirle que su frase se malinterpretó, el tiro por elevación del ex Tigre y Racing a su compañero, aislado desde el lunes de la semana pasada y cumpliendo la cuarentena en Guayaquil, luego de haber dado otra vez positivo de Covid-19, fue claro y evidente. Atando cabos, la sabida amistad entre Javier García y Juan Román Riquelme hace pensar que eso que dijo el guardavalla es precisamente lo que piensa el Consejo de Fútbol sobre el mendocino.

"La noticia es que ?llego por ser amigo de Riquelme', pero Román nunca va a hacer nada en contra de Boca", dijo Javier García, arquero que se suma a Andrada y Rossi
"La noticia es que ?llego por ser amigo de Riquelme', pero Román nunca va a hacer nada en contra de Boca", dijo Javier García, arquero que se suma a Andrada y Rossi


García destacó la importancia de ser profesional las 24 horas

Ya había habido un llamado de atención a fin de enero, cuando Andrada celebró su cumpleaños número 30 sin respetar los protocolos vigentes, exponiéndose, y exponiendo, a los cerca de 40 invitados a esa celebración a un posible contagio masivo. Lo que más molestó entonces fue la divulgación de imágenes de aquella fiesta. “Con esas actitudes, les damos de comer a los contras”, le confiaron entonces a LA NACIÓN desde el club.

El malestar con Andrada no se detuvo el martes, con el jugador resguardado en una habitación de hotel (en la pieza de al lado se quedó con él Daniel Ponczosznik, médico de la institución, para acompañarlo). Las fuertes declaraciones en redes sociales, y luego en medios, de Nerina Galasso (esposa del mendocino), alteraron el día siguiente en el club. Y mayor fue el enojo cuando desde el Consejo consideraron que lo mejor era evitar que Andrada hable con los medios, y el futbolista optó por dialogar en F90, que emite ESPN, uno de los programas en los que Boca cree que las críticas son con saña. Allí fue panelista Raúl Cascini, hasta antes de sumarse al equipo liderado por Juan Román Riquelme.

En la videollamada, Andrada fue tan sobrio como dentro del campo de juego. Se mostró preocupado y le llevó tranquilidad a su familia. “Es lógico que se preocupen porque hasta ayer (miércoles 5) a la tarde no sabían nada. Después se pusieron todos a disposición. Quiero agradecer al consulado de Guayaquil, que se puso en contacto con mi señora y le dijo que Boca estuvo desde el primer día trabajando, pero como ella no lo sabía, se preocupó y por eso salió a decir lo que dijo”.

Esteban Andrada festejó su cumpleaños entre amigos, familia, asado, música y fútbol. Crédito: Instagram
Esteban Andrada festejó su cumpleaños entre amigos, familia, asado, música y fútbol. Crédito: Instagram


Esteban Andrada festejó su cumpleaños entre amigos, familia, asado, música y fútbol. Crédito: Instagram

Pero sus sensatas palabras no calmaron las aguas. El daño ya estaba hecho: Boca volvió a ser noticia por un escándalo del cual nadie se hace cargo. La apretada agenda impuesta por la Liga Profesional y la Conmebol hizo que el plantel boquense se subiera al avión rumbo a Guayaquil con los resultados de los PCR negativos de la AFA que se habían hecho el viernes anterior pero sin saber el resultado de los PCR que exige la Conmebol 48 hs. antes del partido. Fue un riesgo que, sin saber, Andrada sólo diera positivo y más luego de compartir horas de vuelo con sus compañeros.

En tiempos donde los dedos acusatorios se levantan con facilidad y sin pruebas, en Boca creen que el arquero no extremó los cuidados y, sin quererlo, contagió a sus compañeros al seguir entrenándose mientras convivía con un caso sospechoso de Covid, y que ese fue el causante del reciente contagio de Edwin Cardona, Jorman Campuzano, Carlos Zambrano y Marcos Rojo.

Tras haber dado positivo de Covid-19, el arquero de Boca Juniors Esteban Andrada deberá permanecer aislado en Ecuador
Tras haber dado positivo de Covid-19, el arquero de Boca Juniors Esteban Andrada deberá permanecer aislado en Ecuador


Tras haber dado positivo de Covid-19, el arquero de Boca Juniors Esteban Andrada deberá permanecer aislado en Ecuador

Seguramente el club tenga que ajustar las clavijas y crear una suerte de protocolo acerca de cómo debe desenvolverse la familia de un futbolista ante una situación como la vivida por Andrada. Aunque lo ocurrido no resulta ser un hecho aislado, sino un cúmulo de momentos que debilitaron la relación entre el Consejo y el arquero.

En medio de este nuevo temporal, Boca buscará este martes frente a Santos un resultado que le permita llegar aliviado no solo a la definición del Grupo C de la Libertadores, sino al Superclásico del domingo próximo, frente a River, por los cuartos de final de la Copa Libertadores.