Boca. ¿Qué pasa con Ramón Wanchope Ábila y cuándo volverá a jugar?

·5  min de lectura
Wanchope, durante un entrenamiento de Boca previo al Superclásico
Wanchope, durante un entrenamiento de Boca previo al Superclásico

Hace once días que Ramón Ábila recibió el alta médica de su operación por una hernia inguinal. Sin embargo, aún no volvió a jugar de manera oficial. Su ausencia llama la atención, en un contexto donde a Boca -exceptuando el histórico 7 a 1 a Vélez- no le sobran los goles.

Wanchope Ábila: su felicidad en Boca, los "titulares del fin de semana" y una revelación sobre el origen de sus lesiones

En medio de otro runrún de versiones, LA NACION pudo averiguar que el motivo de que no aparezca ni siquiera en la lista de concentrados es meramente físico. A un mes de su última actuación (la final de la Copa Maradona ante Banfield), la puesta a punto se demora.

“No hay nada raro. Como también ocurrió con Marcos Rojo, es preferible retrasar un par de semanas su retorno y que vuelva a ser citado cuando realmente está al 100 por ciento, y no antes y que tenga una recaída”, le confían a este diario desde las entrañas del Consejo de Fútbol. Y amplían: “El objetivo es que llegue óptimo a mediados de abril, que es cuando arranca la Copa Libertadores”.

"Wanchope" Ábila celebra el gol que abrió el superclásico ante River.
Marcelo Endelli


Ramón Ábila tiene el mejor promedio de gol de la última década, después de Darío Benedetto (Marcelo Endelli/)

Pero hay más. Existen versiones que afirman que Wanchope quedó marginado por su falta de profesionalismo. Que no se cuida como debería y eso atenta contra su rendimiento y, en consecuencia, contra su estado físico. Incluso, el 26 de enero pasado fue acusado de haber participado de una fiesta clandestina durante sus vacaciones en Córdoba. Las estadísticas alimentan esa hipótesis: de los últimos 10 partidos que jugó, apenas en dos pudo completar los 90 minutos (Lanús y Newell’s). El último fue en 29 de noviembre, en la Bombonera, la tarde del homenaje a Diego Maradona contra los de Rosario.

Ese día, conmovió a todos al abrirse y contar una dura situación personal que atravesaba desde hacía un tiempo. “Vengo golpeado hace varias meses. La pandemia me quitó a mi hermano. Tuve la mala suerte que se quitara la vida en mi casa. Fue una depresión, que nunca nos avisó, que pasa mucha gente. El dolor es mucho y estamos muy tristes”, dijo luego del encuentro. Y agregó: “Hay que decirle a la gente que pasa por esa situación para que pida ayuda. Hay mucha gente que va a querer ayudar y va a tener la necesidad de hacerlo.”

Otra voz que frecuenta el Complejo de Ezeiza concede ante este diario: “Es posible que no tenga una vida 100 por ciento profesional. Pero a los jugadores, como a cualquier otro ser humano, les gusta también divertirse y pasarla bien. En el caso de Ramón, al tener una contextura más grande, puede que eso lo afecte más que a otros. Pero no es cierto que Russo lo haya descartado por eso.”

Hasta que Russo no lo vea en óptimas condiciones físicas, Wanchope no volverá a jugar en Boca
Hasta que Russo no lo vea en óptimas condiciones físicas, Wanchope no volverá a jugar en Boca


Hasta que Russo no lo vea en óptimas condiciones físicas, Wanchope no volverá a jugar en Boca

Esa misma persona analiza: ¿Cómo Boca va a colgar a su delantero con mejor promedio de gol de la última década, después de Darío Benedetto? Sería un despropósito.”

El dato es real. El cordobés anotó 36 goles en 83 partidos jugados y su coeficiente es de 0.43 tantos por juego. El Pipa cerró su etapa con la casaca azul y oro con un sorprendente 0.59 (45 goles en 76 partidos). Incluso, un decimal por encima del máximo artillero del club, Martín Palermo, que hace 10 años cerró su brillante carrera con 236 festejos en 404 presentaciones (0.58).

De acuerdo a las fuentes consultadas, Wanchope recién volverá a jugar cuando Russo lo vea impecable. Antes, no. El entrenador quiere evitar cometer errores del pasado con este mismo futbolista, a quien los achaques físicos se le cuentan casi como su efectividad en las redes rivales. De nada le serviría al DT ponerlo el domingo contra Talleres y que luego sea baja por alguna nueva molestia muscular.

Ya recuperado de la hernia inguinal que lo tuvo a maltraer durante el último año, que Ramón Ábila vuelva al ruedo con la camiseta de Boca depende pura y exclusivamente de él.

El tobillo lesionado de Carlos Tevez, luego del Superclásico por la Copa de la Liga Profesional de Fútbol
El tobillo lesionado de Carlos Tevez, luego del Superclásico por la Copa de la Liga Profesional de Fútbol


El tobillo lesionado de Carlos Tevez, luego del Superclásico por la Copa de la Liga Profesional de Fútbol

El tobillo maradoniano de Tevez

Carlos Tevez, capitán y referente de Boca Juniors, siguió hoy con su tratamiento en kinesiología durante el entrenamiento del plantel en el predio de Ezeiza, ya que sigue con su tobillo izquierdo inflamado y por ahora es duda para recibir a Talleres el domingo, por la sexta fecha de la Copa de la Liga Profesional.

Si no hubiese sido con River, ese partido no lo jugaba, me infiltré porque era el superclásico”, explicó Tevez después del encuentro en la Bombonera, con señales de preocupación por el esfuerzo realizado. Una imagen fotográfica sobre el estado de su tobillo fue divulgada a través de las redes sociales, lo cual indica que en Boca siguen el tema muy de cerca para observar su evolución física.

De no llegar el Apache, una de las figuras en el empate 1 a 1 ante River, su reemplazante para jugar ante el conjunto cordobés saldría de una tríada entre Mauro Zárate, Franco Soldano y el juvenil Luis Vázquez.

Boca: Toluca no lo presta y Michael Estrada no llegará

Para recibir a la T en la Bombonera, parece difícil que el entrenador Miguel Russo repita la línea de tres defensores con la que sorprendió el domingo pasado, ya que no se lo ve todavía en buena forma a Marcos Rojo, quien sería el reemplazante natural del suspendido Carlos Zambrano, expulsado el fin de semana pasado.

De volver al anterior esquema, podría poner un delantero más que podría ser el juvenil Exequiel Zeballos. En la práctica de fútbol de este jueves, Russo decidirá si continúa con el esquema que le permitió controlar y superar por momentos a River, o si vuelve al anterior de 4-4-2.

Boca vuelve a entrenarse este jueves desde las 9 en Ezeiza y seguirá en ese lugar hasta mañana. El sábado el plantel trabajará en el predio Pedro Pompilio de Casa Amarilla, para luego quedar concentrado en un hotel del barrio porteño de Monserrat.

El equipo xeneize enfrentará a Talleres de Córdoba este domingo a las 21 en la Bombonera, por la sexta fecha de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional, con el arbitraje de Fernando Rapallini.