Boca: Nicolás Capaldo tiene Covid-19, Obando está aislado y el mensaje de Marcos Rojo que alimenta la ilusión sobre Cavani

Franco Tossi
·5  min de lectura
Presentación de Marcos Rojo en la Bombonera
Prensa Boca

El fútbol argentino, al igual que el país, vuelve a sentir más que nunca el impacto del coronavirus. Esta vez, por la segunda ola, aparentemente más cruel que la primera. Los equipos son testigos. Boca, que ya había sufrido un brote de contagios antes de retomar la competencia el año pasado, vuelve a sentirlo de cerca: Nicolás Capaldo, titular indiscutido en el lateral derecho, dio positivo en los últimos testeos a partir de la aparición de síntomas.

Sarmiento, Gimnasia, Banfield e Independiente son los que vivieron recientemente o viven actualmente días de preocupación y complicaciones a partir de la acumulación de contagiados. Ahora Miguel Ángel Russo se vuelve a agarrar la cabeza. El juvenil, de 22 años, ya había sido uno de los más de 20 resguardados a comienzos de septiembre. Sin embargo, y como ya se había comprobado en el mundo, el virus puede volver a atacar y éste fue uno de esos casos.

Además, Agustín Obando es otro que se ausentó en los últimos días. También con síntomas, permanece aislado en su domicilio aunque los últimos testeos realizados por el club le dieron negativo. Para prevenir, y en medio del miedo que empieza a predominar en las instituciones ante brotes que puedan complicar las aspiraciones en el ámbito local e internacional, se prefiere evitar el error o el exceso de confianza y hacer todos los chequeos necesarios. Entonces, en Ezeiza se asegurarán de controlar nuevamente a todos.

A la actividad local, este mes se le agregará la Copa Libertadores, cuya etapa de grupos será sorteada este viernes.

La palabra de Rojo y la ilusión del Mundo Boca

En un miércoles en el que el xeneize comienza a apuntar al duelo del domingo frente a Unión, por la novena fecha de la Copa de la Liga, también algunos futbolistas del plantel hablaron en diversos medios. Uno de ellos fue el último refuerzo, Marcos Rojo, que ya sumó tres encuentros como titular, en los últimos dos jugó los 90 minutos (ante Independiente y Defensa y Justicia) y empieza a sentir bien su estado físico.

Entre sus palabras, por supuesto que una de las preguntas fue destinada a la incorporación que sueñan los hinchas y el Consejo de Fútbol hace meses: la del uruguayo Edinson Cavani, con el que en Manchester United compartió algunos meses de entrenamiento. “Estuvimos juntos durante cinco meses y a veces hablo con él. Me dijo que le gusta mucho la opción de venir a Boca, aunque después es una decisión personal que debe pensar”, dijo sobre la posible llegada del goleador charrúa, que termina su vínculo en la entidad inglesa el 30 de junio. Y agregó un comentario: “Ya le prometí que si viene lo voy a llevar a pescar. Eso le gusta mucho”.

En Boca hace varias semanas que reconocen que la negociación es seria y que las charlas con el atacante de la selección uruguaya fueron varias y seguirán. También creen que no fue del todo favorable la aparición pública de su padre, hace varios días, en la que prácticamente aseguró que Cavani ya tenía decidido volver al fútbol sudamericano y elegir a Boca por sobre cualquier otra propuesta. “Si llega a decidir no venir ahora, los hinchas van a pensar que no hicimos nada para convencerlo. Y eso no es así”, le dijeron desde el Consejo a LA NACION. La idea de Boca es hacerle un contrato por tres años y tendría arreglada internamente la manera de sostener su alto salario.

Por otro lado, Rojo habló de cómo fue la gestión para su llegada. “Román me contó cómo era el club. Obvio que todos sabemos lo que es Boca acá en la Argentina y en el mundo. Hoy lo estoy viviendo con calma, pero aunque todavía no jugué demasiado ya siento el cariño de la gente en la calle y en las redes sociales”, relató. “En mi caso, la relación con el Consejo es muy buena. Los veo poco, pero ellos están acá en el predio todos los días. Siempre tengo un mensaje de alguno de ellos para saber cómo estoy”, profundizó en su diálogo con ESPN.

Esto último es algo que también resaltó Sebastián Villa en la charla con TyC Sports. “Tengo una excelente relación. Yo no peleo con nadie, hay una sana relación. Trabajan para el club, como nosotros. Todos tenemos que tirar para adelante”, expresó el colombiano.

Y contó que Carlos Tevez lo aconseja y lo corrige cuando termina mal las jugadas. “Yo cuando veía los partidos de chiquito, me acuerdo de verlo a él en la cancha y ahora es mi compañero. Es una gran persona y un gran líder. Todo lo que me pueda decir para mejorar, lo voy a acatar. Sé que lo hace con buena intención para que yo crezca”.

Además de Cavani, en los últimos días empezó a sonar la idea de un Boca “galáctico”, a partir de las declaraciones del uruguayo Lucas Torreira, que dijo: ”No quiero volver a Europa y cuando velamos a mi mamá, mi papá me dijo que era hora de venir a Boca”. Pero esa expresión de deseo es en realidad una aventura bastante difícil de concretar. El jugador tiene contrato hasta 2023 con Arsenal, de Inglaterra.

En tanto la posibilidad de que Sergio Romero también se sume a Boca, la dirigencia lo desmintió terminantemente. “No hay nada de eso. ¿Cómo vendemos un arquero cuando está por arrancar la Copa Libertadores? Tampoco podemos traer a nadie por ahora hasta que vuelva a abrir el TMS. Además, ¿para qué trajimos a Javi García si supuestamente ahora queremos otro arquero?”, comentaron desde el club.