"Boca no era grande": Oscar Ruggeri recordó su traumático paso por el club

LA NACION
·2  min de lectura

El panelista de 90 Minutos de Fútbol, Oscar Ruggeri recordó su traumático paso por Boca Juniors y sentenció que, cuando jugó con esa camiseta (1980-84), el club "no era grande".

En el 34° aniversario de la histórica patada que Passucci le pegó en el primer superclásico que Ruggeri disputó con el equipo Millonario tras su salida de Boca, el "Cabezón" justificó su cambio de vereda tras decir que él "quería jugar en un equipo grande".

Acto seguido, el conductor Sebastián Vignolo lo interrumpió y le indicó que Boca también era grande, a lo que el "Cabezón" contestó: "Yo no estaba en una grande. En ese momento, no. Era de lo peor que había en ese momento. Seis años jugué en Boca. Cobré una vez. En el 81' cuando vino Maradona, que ahí más o menos arreglaron las cosas. Salimos campeones. Ahí nos fue bien. Después, los demás años, no cobré nunca un contrato. Jugué tres años con un (mismo) contrato".

Para graficar la precaria situación en la que se encontraba la institución, el exjugador recordó que no tenían ropa y que cada uno entrenaba en el lugar donde estaba: "Nos juntábamos a la una y media de la tarde en la cancha de Boca y jugábamos a las 4 de la tarde. Íbamos con los autos en la autopista. Pasaban los hinchas y los saludábamos"

Por eso, el contraste entre un club y otro, fue tan grande que el campeón mundial en México 86' dijo que cuando llegó a Nuñez era como si "hubiera entrado a Europa". "Los jugadores cobraban, no se quejaba nadie, había premios, ropa", señaló.

Como si no hubiera quedado clara su posición, Ruggeri dijo que en esa época Boca era "chiquito". "Pero muy chiquito lo hicieron estos impresentables que lo manejaron. Cuando algunos hinchas reconocidos de mi época me dicen 'traidor', les digo: 'En los 80, ¿dónde estabas vos? ¿por qué no te metiste en el club y sacaste a esos impresentables que ganaron y no pagaban, y no nos daban ropa, y no lo hicieron grande?'. Los dirigentes hacen grande a los clubes tambiéns", consideró.

Finalmente, volvió a celebrar la decisión que tomó en ese momento porque le permitió "seguir avanzando" en su carrera. Y sentenció que él, en Boca, no tenía "ninguna posibilidad".