El uno por uno de Boca en la goleada a Colón por la Superliga

Franco Tossi
lanacion.com

Boca sacó adelante una parada complicada y terminó goleando por 4-0 a Colón en la fecha 22 de la Superliga. Después de un primer tiempo en el que a los xeneizes no les salían las cosas, mostraron otra cara, muchas virtudes y un póquer de goles que mantiene la esperanza de arrebatarle la corona a un River que ya parece probársela.

Esteban Andrada (6): tuvo una salida en falso en la situación más peligrosa de Colón en el mitad inicial, generada por Wilson Morelo. Luego, resolvió fácilmente cada remate realizado desde afuera del área, además de seguir mostrando lo bien que ejecuta con los pies.Julio Buffarini (7): si bien en el primer período sufrió bastante con las escapadas de Marcelo Estigarribia, fue acomodándose con el correr de los minutos. Ganó solidez en defensa y fue peligroso en ataque, ya fuera desdoblándose o bien metiéndose al área tras correr varios metros con la pelota. Definió cruzado en una de las tantas situaciones de gol de la segunda etapa.Carlos Izquierdoz (5): su primer tiempo fue como para el olvido. Se ganó la quinta tarjeta amarilla, que lo dejará fuera de la última fecha, frente a Gimnasia, y estuvo muy errático en los pelotazos que efectuó para escapar de la presión sabalera.Junior Alonso (6): en los 45 minutos inaugurales tuvo similares problemas a los de su compañero de zaga, pero más tarde mejoró y fue importante en la salida con sus pases.Frank Fabra (7): uno de los mejores de Boca. Si bien lo atacaron desde un primer momento, vía Tomás Chancalay, el colombiano siempre estuvo bien plantado. Y en la segunda parte explotó, con dos centros precisos para abrir y cerrar la goleada: asistió a "Pol" Fernández y a Ramón Ábila.Jorman Campuzano (5): después de empezar tan bien el semestre, en Santa Fe bajó el nivel. Mucho tuvo que ver el trabajo táctico de Colón, que lo anuló, obligándolo a jugar permanentemente hacia atrás. Además, estuvo impreciso en varios pases, especialmente en el período inicial.Eduardo Salvio (6): su gol, el segundo, lo rescató de un nivel bajo a lo largo del encuentro. En el escaso espacio, no se sacó hombres de encima. Participó en el tercer tanto, el de Carlos Tevez, rebotando la pelota a un toque para las llegadas frontales de Nicolás Capaldo y del capitán.Guillermo Fernández (7): a la par de Campuzano, Pol era uno de los jugadores más flojos del equipo. No tenía soltura para combinar en ataque y se mostraba muy apresurado. Sin embargo, a los 10 minutos del segundo tiempo, se desprendió del mediocampo hacia el área y abrió un cotejo que parecía imposible de destrabar. Con el gol (el primero desde su vuelta) tomó confianza y su actuación empezó a ser más notoria cuando aparecieron los espacios.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

El primer gol, un remate de "Pol" Fernández.

Sebastián Villa (8, figura): al colombiano se le había dificultado driblear con tan pocos huecos. Así y todo, había creado la única chance peligrosa de Boca en el tramo inaugural: un remate desde la puerta del área que se estrelló en el segundo poste. En la segunda porción del partido fue voraz. Volvió locos a los defensores con su potencia y técnica. Así fue como gambeteó a la altura de tres cuartos de campo, levantó la cabeza -algo que se le reclamaba- y asistió a Salvio para el segundo tanto.Franco Soldano (5): su esfuerzo defensivo, en mayor o menor medidas, siempre es evidente, pero por otra parte anoche no produjo siquiera una posibilidad de gol.Carlos Tevez (6): intentó ser el conductor en la primera etapa, pero fue más lo que estorbó que lo que aportó. Con los espacios en la segunda sí se sintió más cómodo para mover la pelota. Y, de yapa, anotó otra vez y se ratificó como el máximo goleador del ciclo de Miguel Ángel Russo.Ramón Ábila (7): reemplazó a Soldano y entró a la cancha como para ganarse el puesto. Jugó la última media hora e hizo estragos. Primero, una corrida para meterse al área y participar en el tercer tanto. Más tarde, la obra maestra: una tijera para establecer el cuarteto de goles.

Nicolás Capaldo y Emanuel Reynoso jugaron menos de 25 minutos.

Qué leer a continuación