Boca: Esteban Andrada sufrió un esguince en la rodilla derecha y no jugará los amistosos

Franco Tossi
lanacion.com

Las noticias no son buenas en el universo Boca: el departamento médico del club confirmó que el arquero Esteban Andrada sufrió un esguince de ligamento lateral interno de la rodilla derecha. Una baja sensible, pero que, según hablan puertas adentro, no debe ser un motivo de alta preocupación. Por lo pronto, en los amistosos de pretemporada ante Universitario (Perú) este jueves y Paranaense (Brasil) el domingo (ambos en San Juan), su lugar será ocupado por Marcos Díaz, mientras que el juvenil Manuel Roffo viajará como reemplazante y ocupará el banco de suplentes.

El arquero titular del equipo que conduce Miguel Ángel Russo fue desafectado como consecuencia de una molestia en la rodilla derecha que se produjo a partir de un fuerte choque en el entrenamiento del martes. Esta mañana le realizaron los estudios que determinaron la gravedad de la lesión.

Es la segunda vez en siete meses que el arquero tiene una lesión así en la misma rodilla. Porque horas previas a arrancar la Copa América 2019 en Brasil, el mendocino debió ser desafectado de la delegación argentina por una sinovitis en la misma rodilla producto de un golpe con Guido Rodríguez, ahora futbolista de Betis, de España. Por esa lesión se perdió también los primeros días de la pretemporada a mitad de año. En efecto, no deja de ser una señal de alerta.

Es leve. La decisión fue más por precaución que otra cosa. Si era por los puntos, viajaba

Igualmente, en Boca tienen en cuenta esto. Y, quizás, por eso actuaron rápido, bajándolo del viaje a la provincia cuyana. Porque, de hecho, fuentes cercanas al plantel le aseguraron a LA NACION que "es un esguince leve". "La decisión fue más por precaución que otra cosa. Si era un partido por los puntos, viajaba", agregaron.

Cada vez que su nombre aparece en un parte médico se siembra el pánico entre los hinchas: es uno de los pocos nombres indiscutidos del equipo. Y su baja suele sentirse. Agustín Rossi, que cuando era titular recibió muchas críticas por sus flojos rendimientos y generó la búsqueda del ex arquero de Lanús a mediados de 2018, lo reemplazó muy bien cuando -en septiembre de ese año- se fracturó el maxilar inferior tras aquel recordado choque con Dedé, defensor de Cruzeiro, que lo sacó de las canchas hasta noviembre. El tema es que Rossi ahora es arquero (a préstamo) de Lanús y, entonces, el que lo reemplazará, al menos en estos amistosos, es Marcos Díaz, un arquero que no genera optimismo entre los hinchas.

Marcos Díaz ocupará el lugar de Andrada en los amistosos en San Juan

El hombre que trajo Gustavo Alfaro desde Huracán sólo participó de tres encuentros oficiales. Uno por Superliga, en abril, ante Aldosivi (1-1) y dos por Copa Argentina: frente a Estudiantes de Río Cuarto (1-0) y, en agosto, en la derrota con Almagro (1-1 y caída por penales), el día que debutó Daniele De Rossi con un gol: Díaz tuvo responsabilidad compartida con Junior Alonso en la igualdad del Tricolor y, luego, no pudo atajar ninguno de los lanzamientos desde el punto penal.

Manuel Roffo será el suplente en San Juan. Es la gran promesa de 19 años que tiene Boca en los diferentes arcos de las inferiores y que fue parte de las selecciones juveniles de Argentina: viene de ser el titular en el Sudamericano Sub-20 y de jugar el Mundial, en Polonia, de esa categoría, el año pasado. Boca no suele ser un club que apueste a los jóvenes arqueros que tiene en su semillero y es por eso que aún no debutó profesionalmente.

El equipo que debutará en 2020 este jueves tendría a Díaz; Julio Buffarini, Lisandro López, Junior Alonso, Emmanuel Mas; Eduardo Salvio, Iván Marcone, Emanuel Reynoso, Agustín Obando; Mauro Zárate y Ramón Ábila.

Según lo que sentencian en el club, el retorno de Andrada no está descartado para el reinicio del torneo, pero habrá que ver cómo evoluciona ese golpe. Por lo pronto, es la oportunidad de Marcos Díaz para, al menos, cambiar la imagen del pasado reciente y hacerle saber al hincha si está preparado ante cualquier eventual lesión futura que pueda sufrir el '1' indiscutido.

Qué leer a continuación