Boca: la espectacular tijera de Wanchope Ábila, el golazo que cerró la goleada en Santa Fe

Alejo Villagra
lanacion.com

Obra de arte: la tijera de Wanchope Ábila será el cuarto gol de Boca

Boca ganó el partido que necesitaba para no dejar de presionar a River: goleó 4-0 a Colón en Santa Fe e igualó a su clásico rival al tope de las posiciones en la Superliga, con un partido más jugado. Todos los goles del equipo de Miguel Ángel Russo llegaron en el segundo tiempo: en 29 minutos (entre los 56 y los 85) liquidó al débil equipo local, que pelea por no descender.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

De los cuatro, el mejor fue el última, obra de Wanchope Ábila. El delantero había ingresado por Franco Soldano y, tras un centro de Frank Fabra, inventó una pirueta en el aire: salto volea de tijera y golazo. Para ver varias veces.

Ábila, quien tuvo algunos problemas con Miguel Ángel Russo a principio de año y perdió su puesto con Franco Soldano, fue artífice de una acrobacia magnífica para poner el 4-0 que sentenció el partido contra Colón en el Cementerio de los Elefantes.

Wanchope ingresó a los 60 minutos, cuando boca ganaba solo 1-0. No entró mucho en juego durante esos minutos que le tocó jugar y casi no pateó al arco, de hecho, tuvo una única oportunidad. Pero un goleador está para aprovechar sus situaciones y eso hizo el cordobés.

Cuando faltaban 5 minutos para que finalizara el encuentro, Frank Fabra avanzó por izquierda y, desde una posición incómoda y con poco recorrido para el remate sacó un centro que cayó a la espalda de Olivera, segundo central sabalero, donde esperaba al acecho Ábila. El nueve de Boca ensayó una tijera que descolocó al arquero uruguayo Leonardo Burián.

Wanchope Ábila celebra su golazo

En el último tiempo, mucho se habló sobre la condición física del goleador. En las declaraciones después del partido, Carlos Tevez bromeó sobre esto: "Lo tengo que poner yo a dieta a Wancho". Ábila le respondió: "Es un rompe pelotas, me putea entre él y la nutricionista. Sé que es para bien. Trato de seguir una línea para estar a disposición".

"Ahora con el calor que pasé hoy no sé cuánto bajé. Cambié la alimentación y volví a lo que estaba en Brasil. Quiero jugar un montón de tiempo más con esta camiseta", completó Ábila, quien confirmó que la pirueta de hoy no fue fortuita, sino que la entrena durante la semana: "Practico las tijeras, lo hacía en Huracán, en Cruzeiro y en Sarmiento también. No me venía tocando acá, estaba medio vago. Las únicas que me tocaban antes eran para empujarla debajo del arco. Fue una buena oportunidad, la enganché bien".

El ex Huracán lleva dos goles convertidos en el ciclo Russo, antes había anotado el segundo en la victoria por 2-0 ante Atlético Tucumán en la Bombonera, y le sienta bien ingresar desde el banco de suplentes. El delantero lleva 5 tantos en 11 partidos en esta Superliga.

El Boca de Russo todavía no conoce la derrota, ganó 5 y empató 1. Además, en esos 6 encuentros convirtió 15 goles y solo le anotaron uno, Talleres en la derrota de los cordobeses por 2-1 en el Mario Alberto Kempes. El goleador desde que el entrenador se hizo cargo del equipo es Tevez, con 5 tantos, seguido por Eduardo Salvio, con 4, Sebastián Villa y Ábila, con 2, mientras que Pol Fernández y Franco Soldano cierran la lista con 1 anotación cada uno.

El día que Wanchope Ábila convirtió un gol parecido en Huracán

Qué leer a continuación