Boca: por qué se enrareció el clima en un equipo que acaba de ser campeón

Franco Tossi
·5  min de lectura

Parece mentira, pero en un mundo como el de Boca nada es imposible. Siendo el campeón de los últimos dos torneos domésticos, la Superliga y la Copa Diego Maradona, empezó a aflorar "la interna". Algunos protagonistas eligieron las vacaciones para ahondar la herida de la eliminación de la Copa Libertadores y hablar de las responsabilidades. También, de los conflictos del Consejo de Fútbol con aquellos jugadores que no renovaron sus contratos.

La aparición de una foto de Carlos Tevez junto a Daniel Angelici, el ex presidente xeneize, en Pinamar fue un disparador para un revuelo que se alimenta hora a hora. Esa imagen activó las especulaciones con respecto al mapa político que puede verse dentro de casi tres años, en las próximas elecciones: Tevez y el macrismo frente a Juan Román Riquelme. ¿Cómo están las cosas hoy? Veamos.

* Tevez y el Consejo de Fútbol. La relación entre el máximo líder del plantel y el grupo de los ex futbolistas es mala. La negociación por la renovación de su contrato, en junio de 2020, lo expuso. De hecho, en estos días, Jorge Bermúdez -integrante del Consejo- aseguró que no se arrepiente de sus dichos alrededor de esa firma: "Tevez era un ex jugador" (frase compartida con Raúl Cascini) y "la verdad prevalece siempre donde la mentira hace muchos esfuerzos por aparecer" (publicación en Twitter junto a un artículo vinculado a un supuesto plan del Apache para ser presidente de Boca de la mano de Angelici).

Con Lionel Messi, Barcelona reaccionó en el final, llevó al Granada al alargue y está en las semifinales de la Copa del Rey

A partir de esa ratificación, Tevez criticó los manejos que tuvieron con Guillermo "Pol" Fernández: ante la negativa de la prolongación del préstamo fue dejado a un costado en medio de la competencia y retornó a Cruz Azul: "Pol era un jugador fundamental para nosotros. Su salida nos cayó muy pesada. Él fue campeón con nosotros y soltarle la mano a dos meses de que termine el contrato no fue justo". Entonces...

El sábado, día posterior a las palabras del capitán, se produjo un encuentro en el vestuario del Complejo Pompilio. Bermúdez, Cascini y Marcelo Delgado, se acercaron a hablarle al plantel. Aunque el foco fue el N°10: querían verlo cara a cara, hablar y calmar las aguas de una vez por todas. Sin éxito, claro. Fueron menos de cinco minutos en los que, casi en un monólogo, el colombiano tomó la posta. "Aceptamos que nos equivocamos y te pedimos disculpas por las declaraciones públicas, pero también vos erraste al hablar de tus compañeros...", dijo, según lo que pudo averiguar la nacion.

* Tevez y Riquelme. No se encuentran seguido, ya que Riquelme no suele acercarse personalmente al plantel. Cuando coinciden, "Hola" y "Chau", como con el resto del Consejo. Sin embargo, quizás esa distancia mayor permite que la relación sea más amena. "Me llamó y se puso a disposición por el estado de salud de mi papá. Tenemos una buena relación", contó Tevez. Por fuera, aportan que la mejor manera de catalogar el vínculo es el de "respeto". No existe una aceptación como quiso maquillar el capitán.

* Tevez y Russo. "Carlitos, en general, no tiene que hablar mucho. Cuando lo hace, es con el técnico, el canal lógico para cualquier comunicación con el Consejo. Con él está todo bien. Se ve con el Consejo y la directiva, quizá para hablar de los premios del plantel", sentencian cercanos al capitán. Igualmente, más allá del agradecimiento hacia un entrenador que apostó por él, Tevez está disconforme con lo mostrado por el equipo en el último tiempo y lo perdido que se lo observó al técnico en los momentos delicados.

El sorteo de la Copa Liga Profesional 2021: los grupos, los clásicos y el fixture

* Russo, en medio del fuego cruzado. Es en lo único, quizá, en lo que coinciden Tevez y el equipo de trabajo de Román. Y no sólo eso: todo el plantel empieza a notar que el DT no está pisando firme. Se llegó a poner en duda su continuidad en estas horas, algo que, según le confiaron a este diario, no es verdad. Sí es factible que empiece a ser mirado de reojo: hay un descontento en el Consejo por cómo jugó Boca en la post pandemia y, sobre todo, por el pobre planteo y la imagen sin reacción (afuera y adentro) frente a Santos.

* ¿Todo el plantel tiene rota la relación con el Consejo? Así como Tevez no comparte las formas en las que se manejaron con Pol Fernández y Buffarini, los jugadores se suman a su referente. Sin embargo, no en todo: muchos de ellos mantienen un vínculo normal con los encargados del fútbol. Esos futbolistas, en caso de cruzarlos, tienen largos diálogos amistosos, según lo que se revela fuera de micrófonos.

* Plantel dividido. Según aseguran desde cerca del plantel, otra de las cosas que está dividida es, justamente, el grupo. Como muchas veces pasó en Boca, un club en el que los egos son una bomba de tiempo, hay divisiones. Actitudes que no se comparten y generan reproches. Uno de los ejemplos es la declaración de Salvio, brindando demasiados detalles de la eliminación en Brasil y, como muchos entendieron, repartiendo culpas de aquella triste noche. Las de Soldano, asegurando que "en Unión me tiraban 50 centros por partido". Palabras y otros sucesos que van fracturando algo que parecía sólido, como la relación grupal.

En la presentación de Marcos Rojo, primer refuerzo, se evitaron las preguntas al Chelo Delgado y al presidente Jorge Ameal, que trata de mantenerse al margen de la interna. De alguna manera, se intenta no avivar más el fuego interno. Un panorama poco creíble en un club que acaba de salir campeón.