Edwin Cardona tensa la cuerda con Boca: se queda en Colombia de vacaciones y se pierde la serie con Atlético Mineiro

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Edwin Cardona, en una fiesta en Colombia, luego de disputar la Copa América; por su viaje de descanso, deberá hacer cuarentena y Boca no lo tendrá en el partido contra Atlético Mineiro
Edwin Cardona, en una fiesta en Colombia, luego de disputar la Copa América; por su viaje de descanso, deberá hacer cuarentena y Boca no lo tendrá en el partido contra Atlético Mineiro

A un día del partido por octavos de final de la Copa Libertadores con Atlético Mineiro, Boca tiene un foco de conflicto inesperado, que altera la paz que debería tener el club antes de una instancia decisiva. Edwin Cardona, que debía regresar a Buenos Aires este lunes, avisó que seguirá de vacaciones junto a su familia en Colombia.

El dato descoloca. Al Consejo de Fútbol. Al plantel. Y a Miguel Ángel Russo, que inicialmente contaba con él para el partido de este martes, pero ante el rechazo del colombiano a la propuesta del club para volver en un chárter a la Argentina el sábado, debió alterar sus planes.

La idea de Boca era que Cardona se subiera a ese avión sin romper la burbuja sanitaria que tenía con su seleccionado en Brasil. Pero el volante optó por reencontrarse con su familia. Así las cosas, cuando regrese a Buenos Aires estará obligado a realizar una cuarentena.

El viaje a Colombia, aunque estaba dentro de los días libres que tenía permitidos, lo que hizo fue alejarlo de la cápsula sanitaria en la que estaba inmerso con la selección colombiana durante la Copa América. La decisión causó malestar en algunos ámbitos del club.

La serie de octavos de final de la Copa Libertadores comenzará este martes, cuando Boca reciba en la Bombonera al conjunto de Belo Horizonte desde las 19.15. Una semana más tarde, todo se definirá en suelo brasileño.

Cardona en acción ante Perú, durante la etapa de grupos de la Copa América
MB Media


Cardona en acción ante Perú, durante la etapa de grupos de la Copa América (MB Media/)

La intensa relación que mantiene Boca y Cardona tuvo un nuevo e intenso capítulo anteayer. El Consejo de Fútbol pretendía que ese día el colombiano se presente en el Predio de Ezeiza. El club le había puesto un vuelo privado para que viaje directamente de Brasil a Buenos Aires, inmediatamente después del partido por el tercer puesto (agónico triunfo cafetero 3 a 2 el viernes ante Perú).

Pero el futbolista desechó esa idea y priorizó ir a ver a su familia. Ya en suelo colombiano, se sumaron otros focos de conflicto. Primero hubo un fuerte reclamo de Carolina Castaño , esposa del mediocampista. En un texto subido a sus redes sociales, escribió: “Siempre el malo es el jugador. Edwin nunca se niega a jugar, ¡es lo más triste que pueden señalar! Lo malo del fútbol y sus fanáticos es creer que son muñecos, son seres humanos y merecen receso. No está pidiendo vacaciones. Solo pidió, por el problema de ingreso que tiene Argentina, que le pusieran el mismo avión, pero de Colombia. Para irnos todos, dado que Argentina no permite ingreso a nadie que llegue de Brasil”, explicó.

Por último, acusó a los medios de, supuestamente, agitar el conflicto: “Lo más impactante es ver cómo se filtran informaciones que pocas personas hablan, y lo peor de la manera que no es. Porque se vuelve un chisme, un comentario de pasillo. La ropa sucia se lava en casa, por cosas como estas es que tantos futbolistas ni le dan entrevistas a la prensa. Por amarillistas y mal intencionados. El único pedido fue poder viajar en familia”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero hubo más. Porque ayer se viralizaron imágenes en la que se lo ve al futbolista en medio de una fiesta en Bogotá, sin barbijo ni distanciamiento social. Este contexto altera los planes de Miguel Ángel Russo. Porque si bien era una utopía que Cardona fuese titular este martes en la Bombonera, lo cierto es que sí lo consideraban una pieza importante como recambio para aportar juego, sobre todo ante la ausencia por lesión de Agustín Almendra (sufrió un esguince del ligamento colateral interno del tobillo izquierdo durante el amistoso de la semana pasada ante Sarmiento de Junín).

Incluso, era un secreto a voces que, desde la salida de Tevez, Boca tenía previsto brindarle toda la confianza al colombiano y darle la emblemática camiseta número 10.

El malestar tiene un motivo más. El pedido de Colombia para que Cardona se sume a la Copa América llegó fuera de término, y como consecuencia de una imprevista lesión de Juan Fernando Quintero. Entonces, el club de la Ribera tuvo un gesto especial hacia su mediocampista, ya que si se hubiera amparado en el reglamento, podía no cederlo.

La demora de Cardona en regresar a la Argentina generó malestar en el Consejo de Fútbol
ALFIERI MAURO


La demora de Cardona en regresar a la Argentina generó malestar en el Consejo de Fútbol (ALFIERI MAURO/)

Al mismo tiempo, sorprende que la gestión por el “operativo retorno” del futbolista no se haya convenido en ese mismo instante . Un acuerdo de caballeros donde quedara claro que el hábil volante volviese directamente a Buenos Aires una vez concluida la competencia del seleccionado colombiano en el torneo disputado en Brasil, y que las vacaciones familiares se postergasen para después del cruce con Mineiro. Eso tampoco ocurrió.

Boca ya no contaba con Frank Fabra, que había regresado antes a Colombia por el fallecimiento de su padre. Antes de que se conociera la decisión de Cardona, Russo no había querido polemizar en conferencia de prensa de este viernes: “La idea es que vuelva. A todos les cuesta volver al país, nosotros no somos la excepción”.

Anoche, el representante de Cardona manifestó en declaraciones a TyC Sports: “Edwin tenía permiso hasta el lunes. Está de vacaciones, y en su derecho de ir (a la fiesta). Tuvo un año complejo: Covid, aislamiento, burbujas. Si bien el mensaje no es el mejor, está a derecho. Tiene permiso del club y mañana (por hoy) va a llegar”. Finalmente, no será así.

Si bien aún se desconoce qué hará Boca con el futbolista, existen fuertes rumores de que se le respetará el contrato (el préstamo vence a fin de año), pero que este conflicto traerá cola: el entusiasmo con el que el Consejo de Fútbol se enfocaba en hacer el esfuerzo y comprarle el pase, ya no sería tal.

Al mismo tiempo, Miguel Angel Russo siente que por estas horas cuenta con menos plantel del que contaba en la primera instancia de la Copa Libertadores: se fueron Carlos Tevez, Mauro Zárate, Franco Soldano, Nicolás Capaldo, Leonardo Jara, Emmanuel Mas y Julio Buffarini. Pero no pierde las esperanzas en que en las próximas horas se pueda sumar algún refuerzo más (¿Luis Advíncula? ¿MIguel Borja?). Aunque, de concretarse esas llegadas, tampoco podrán jugar frente al Mineiro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.