Boca comenzó la Copa Superliga con una goleada y River no se presentó

Agencia EFE
EFE

Buenos Aires, 14 mar (EFE).- Boca Juniors comenzó su participación en la Copa Superliga con una goleada por 1-4 ante Godoy Cruz en Mendoza, mientras que River Plate no se presentó este sábado a su encuentro inaugural ante Atlético Tucumán “por razones de fuerza mayor” por los riesgos que supone el coronavirus, y al tomar una decisión unilateral será sancionado por el Tribunal de Disciplina.

El vigente campeón de la Superliga debutó en el Grupo A del nuevo torneo con un contundente triunfo por 1-4 ante un debilitado Godoy Cruz con los tantos de Julio Buffarini, Eduardo Salvio, Carlos Izquierdoz y el colombiano Jorman Campuzano, mientras que Tomas Badaloni anotó el único gol del local cuyano.

En el otro encuentro de esta zona disputado este sábado, Independiente venció por 1-0 a Vélez Sarsfield con un tanto de Silvio Romero, de penalti, en una jornada que se disputó íntegramente sin público y a puertas cerradas.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

La jornada de esta zona comenzó el viernes con dos encuentros por esta Zona A con el empate sin goles de Gimnasia con Banfield, y la victoria de San Lorenzo por 1-3 ante Patronato, en Paraná.

La Zona B, en tanto, sigue sin actividad, porque el duelo entre Defensa y Justicia y Estudiantes fue postergado, mientras que River Plate no se presentó en el partido ante Atlético Tucumán.

Pasadas las 15.30 hora local (20:30 GMT), la terna arbitral liderada por Germán Delfino se presentó en el Estadio Monumental para constatar que estaba cerrado y, tal como lo describió Superliga en un comunicado, la escribana Marisa Galarza preparó un acta correspondiente.

La escribana fue la encargada de dejar constancia que la terna arbitral pretendía "ingresar a la cancha para desempeñar sus funciones" en este encuentro válido por la primera jornada del Grupo B de la Copa Superliga. Junto a los árbitros se presentaron también los encargados de la utilería de Atlético Tucumán, su vicepresidente primero, Enrique Salvatierra, y el doctor Cristóbal Godoy, vocal del club visitante.

El gerente de infraestructura de River, Germán Pecollo, fue el encargado de comunicar oficialmente a la escribana y la terna arbitral la decisión: “Lo único que tenemos es el comunicado oficial de ayer. El club está cerrado a partir de hoy”.

En ese mismo momento se levantó el acta correspondiente en donde se constató la situación y se le comunicó al plantel del equipo visitante que no era necesario que concurriera al estadio Monumental, ya que el árbitro del partido había certificado el escenario y situación general.

"Es la primera vez que me pasa una cosa así. Nos presentamos en el horario oficial que siempre arribamos a los estadios. Dos horas, dos horas y media antes. Ante esta situación que el club tiene cerradas las puertas procedimos a hacer el acta con la escribana. Es una cuestión administrativa. Ahora iremos a hacer el informe correspondiente”, expresó Germán Delfino en una improsvisada conferencia de prensa en las afueras del estadio.

Pese a la decisión del Gobierno argentino de habilitar para la disputa de esta jornada inaugural de la Copa Superliga a puertas cerradas y sin público, River Plate determinó el cese de actividades en toda la institución.

“Siguiendo las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud y atentos a las distintas resoluciones del gobierno nacional y la Ciudad de Buenos Aires en relación con la pandemia de coronavirus (COVID-19), River Plate informa que el Club permanecerá cerrado en su totalidad a partir del sábado 14 de marzo por tiempo indeterminado”, señaló el comunicado publicado ayer por la noche en el sitio oficial del club 'millonario'.

“Con esta medida, el club busca resguardar la salud de los socios, los empleados y las miles de personas que concurren diariamente a las distintas actividades que se realizan en la institución”, agrega el comunicado.

Frente a la decisión, el equipo conducido por Marcelo Gallardo se expone a que le den por perdidos los puntos de su primer encuentro de fase de grupos de Copa Superliga, ya que tanto AFA como Superliga decidieron que se dispute íntegramente la jornada a puertas cerradas.

"La actitud adoptada unilateralmente por un club integrante de la Superliga será pasible de sanciones. Los reglamentos rigen la competencia y todos los sectores deben subordinarse a ellos. Sobre todo si las autoridades nacionales no encuentran motivos científicos para restringir la disputa de los encuentros, una vez tomado el recaudo de que los mismos se realicen a puertas cerradas y sin público", había advertido Superliga anoche en un comunicado.

La jornada continuará este domingo con cuatro encuentros, dos por la Zona A: Unión-Arsenal y Central Córdoba-Newell's Old Boys, y otros dos por la Zona B: Huracán-Talleres y Aldosivi-Racing Club.

El lunes, en tanto se disputarán los últimos dos partidos del Grupo B: Lanús-Argentinos Juniors y Rosario Central-Colón.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación