Boca arrancó la pretemporada: dos novedades, una ausencia y un refuerzo al caer

LA NACION
·4  min de lectura

Comenzó la pretemporada 2021 para Boca en Ezeiza. El equipo de Miguel Ángel Russo puso primera de cara al regreso de la competencia oficial pautado para el 14 de febrero con el inicio de una nueva Copa Diego Maradona y se realizó los estudios médicos e hisopados correspondientes. En medio de un mercado de pases que se mantiene sin demasiado vuelo y con vistas a una renovación proyectada para mitad de año, hay cuatro jugadores que tienen el foco encima: dos novedades, una ausencia y un refuerzo esperado.

Desde las 9, los jugadores xeneizes se reencontraron en el predio con dos caras nuevas en el plantel que se consagró campeón de la Copa Maradona el 17 de enero pasado: el volante Agustín Almendra y el atacante Cristian Pavón se presentaron a los entrenamientos. Almendra, de 20 años, se ausentó entre octubre y diciembre de las prácticas por decisión unilateral debido a motivos personales y en Boca se especulaba con que quería dejar la institución, pero a fin de año cambió su opinión, comenzó a entrenarse con la Reserva y ahora apunta a retomar el nivel que lo llevó al primer equipo en 2018 y 2019 (en 2020 no tuvo minutos).

"El peor 9 de la historia": Franco Soldano ante las críticas, entre el humor y la realidad en Boca

Por su parte, Pavón comenzó la pretemporada con Boca porque así lo indica su vínculo, pero el deseo del jugador es no continuar en la institución, una decisión que ya se la adelantó al cuerpo técnico. A los 25 años, tras jugar un año y medio a préstamo en Los Ángeles Galaxy de la MLS estadounidense, intentará buscar un nuevo destino, aunque todavía no hay ofertas por su pase y su contrato vence en 2022 con una cláusula de salida de 20 millones de dólares.

La agenda de Boca tiene por delante el comienzo de la nueva Copa Diego Maradona; el partido ante Claypole por la Copa Argentina y la Copa Libertadores 2021 en abril próximo.

Sin partidas hasta el momento, la única ausencia con aviso fue la de Carlos Zambrano. El defensor peruano estuvo de vacaciones en Cancún, pasó por Perú antes de volver a Buenos Aires y quedó en cuarentena obligatoria. Como su hisopado dio negativo de coronavirus, tendrá la chance de entrenarse en el predio del seleccionado de su país. Recién el fin de semana se podrá reincorporar a Boca. Además, por otro lado, tanto Ramón Ábila (se operó de una hernia inguinal) como Diego González (operado por un desplazamiento del peroné de la pierna izquierda) se encuentran recuperándose.

En tanto, el único nombre que al día de hoy aguarda para firmar su vínculo con el Xeneize es Marcos Rojo. Cada vez es más firme la posibilidad de que el defensor de 30 años pueda sumarse en los primeros días de febrero al plantel con un contrato por tres años. Mientras tanto, como tiene contrato hasta junio con Manchester United, espera por concretar su desvinculación con el club inglés, que lo liberaría el 31 de enero en el cierre del mercado de pases europeo.

Después de varias charlas con Juan Román Riquelme, vicepresidente segundo y responsable de la secretaría de fútbol, Rojo le confirmó a sus allegados que su deseo es jugar en Boca aunque Estudiantes de La Plata (fue su primer club entre 2008 y 2010 y volvió en 2020) apostó para retenerlo después de un año en el que solo pudo jugar con un partido oficial entre la cuarentena y diversas lesiones.

En cuanto a otras posibles incorporaciones, en Boca adelantaron que no habrá mucho movimiento, aunque siguen en la búsqueda de un lateral derecho (otra vez suena el nombre de Fabricio Bustos de Independiente) y de un mediocampista central. En las últimas horas apareció el nombre de Gastón Giménez, volante izquierdo de Chicago Fire de la MLS, pero desde el club de la Ribera dijeron que por ahora no hay ninguna negociación en marcha.

La renovación principal que el consejo de fútbol tiene en mente se haría hacia mediados de año, cuando vencen muchos contratos (el 30 de junio) de varios jugadores que no seguirán en Boca. Uno de los puestos a cubrir entonces será el de centrodelantero. Por eso, otro de los que se prepara intensamente para ganarse un lugar en el equipo es Mauro Zárate: según publicó en su cuenta de Instagram, no se tomó vacaciones y busca su mejor estado físico con un riguroso entrenamiento personal.

Fuente: Télam.