Boca-Argentinos: prohibieron a los hinchas ingresar a la Bombonera con caretas de Riquelme

Franco Tossi
lanacion.com

El clima en la previa del partido entre Boca y Argentinos estuvo condicionado por las elecciones del 8 de diciembre. La presencia de Juan Román Riquelme aceleró los corazones del pueblo xeneize. Pero no solo de alegría, sino también de nerviosismo. El día R se comió al duelo de punteros. Y era de esperarse. El ídolo volvió a la Bombonera después de 1697 días y a una semana de las elecciones, en las que jugará como vicepresidente segundo de la fórmula Ameal-Pergolini.

Según pudo confirmar LA NACION, varios fanáticos de Boca se vieron impedidos de ingresar a la Bombonera con unas caretas de cartón que tenían el rostro del ídolo y sus dos manos junto a las orejas, haciendo el famoso gesto del Topo Gigio, que patentó en 2001, cuando se lo dedicó a Mauricio Macri, por entonces presidente del club.

Desde el club explicaron que es la Policía la que determina impedir el ingreso del público con máscaras, ya que eso evita la identificación de los hinchas en la tribuna. Lo extraño es que el domingo pasado, antes del triunfo frente a Unión, se viralizó una imagen de dos fanáticos de Boca posando dentro del club, con las caretas de Gabigol.

Además, varios hinchas que habitualmente concurren a la segunda bandeja de la popular sur denunciaron ante este diario que había una masiva presencia de la barra brava, que habitualmente se ubica justo enfrente. Santiago, un diseñador gráfico de 33 años que no es socio, decidió encarar esa especie de homenaje.

"Hicimos 10.000, el martes las diseñé y esta mañana las fui a buscar. A contrarreloj. Me voy feliz porque mucha gente se interesó en tenerlas y llevarlas a su casa. Y triste por la decisión de la seguridad. Pero bueno, es política. Los entiendo. No quieren perder", nos detalló el ideólogo.

Lo más raro, sin dudas, fue lo distribuida que estuvo la barra brava. No solo se ubicó en la tribuna norte media como acostumbra, sino que se apreciaron las mismas banderas que portaban en el sector medio sur: en la previa, ya se especulaba con que estarían dispersos por diferentes sectores con la intención de callar a los que quisieran cantar a favor de Riquelme. Si ésa era la idea, poco éxito tuvieron. De hecho, LA NACION consultó en las calles aledañas a algunos socios sobre qué optarán el próximo domingo. Claramente, hay una tendencia.

Martín, Nicolás, Ezequiel, Lucía, Juan y Cristian están decididos a votar a la lista en la que está el ídolo. "Ya estaba cantado, aunque no estuviera Román. El club necesita un cambio político urgente", aseguraron algunos. "Nunca tuvimos equipos competitivos con respecto a los campeones de América. Siempre estuvimos un escalón abajo. Que River haya ganado, también influye", argumentó Cristian. "Que Román esté en esa lista, es un plus", concluyen Ezequiel y Lucía.

"Voy a votar al oficialismo. Primero, porque no me interesa que los jugadores sean dirigentes. Segundo, porque no ganamos grandes títulos, pero el trabajo institucional fue muy bueno", explica César. Aunque Emmanuel todavía duda: "Estoy entre Beraldi y Gribaudo. Esta gestión fue buena. Hace cinco años venimos peleando todos los torneos. Lamentablemente, nos cruzamos seguido con Gallardo. A la vez, creo que rotar el poder es sano. Además, Beraldi quiere continuar cosas de la actualidad, como Burdisso".

El Twitter oficial de Boca le dio la bienvenida a Román cuando ya transitaba el complemento. De todas maneras, las heridas quedaron marcadas: la privación de las caretas generó un clima aún más caliente.

Qué leer a continuación