Boca abajo: Agustín Rossi volvió a estar inseguro en el arco y Edwin Cardona finalizó el semestre sin ser determinante

·5  min de lectura
Agustín Rossi le desvía el penal a Fabricio Domínguez, pero a Boca no le alcanzó y el clasificado a la final de la Copa Liga Profesional 2021 fue Racing. El arquero tuvo un desempeño irregular, sigue sin dar total confianza cada vez que le dan la chance de ser titular
Pool Argra

Jugando como lo hace, sin modificar su pobre libreto, a Boca en algún momento no le iba a alcanzar. Así como no le alcanzó para meterse en la final de la Copa Libertadores pasada, ahora los penales frente a Racing quisieron que el próximo viernes no esté en la definición de la Copa de la Liga Profesional. Agustín Rossi, esta vez (y más allá de desviarle el penal a Fabricio Domínguez), no tuvo las manos salvadoras para darle un nuevo partido a su equipo, a la vez que Edwin Cardona se va a la selección de Colombia con una imagen en baja .

Racing venció a Boca por penales y es el primer finalista de la Copa de la Liga

Agustín Rossi recibió la confianza de Russo para ser el arquero en la semifinal a pesar de que Esteban Andrada, el titular, volvió a atajar tras varios partidos inactivo. Como premio a los dos penales que atajó (a Angileri y Ponzio) en la Bombonera para poder llegar a esta instancia y, además, poder verlo más en acción durante los 90 minutos, el técnico apostó por su presencia. Pero volvió a cumplir una tarea irregular. Es cierto que no cometió ningún error grosero que le haya costado a Boca un gol y que de los cinco penales que le patearon atajó uno, pero sigue sin tener la presencia que el arco xeneize demanda.

Cómo le fue a Rossi ante Racing

Había algo más: si bien mantuvo cinco vallas invictas en los nueve compromisos que atajó en este semestre (y recibió sólo cuatro goles), Rossi no fue demasiado obligado en esos partidos y las pocas veces que lo exigieron tuvo más complicaciones que aciertos. El propio superclásico desnudó sus inseguridades cuando salió a cortar un centro y quedó lejos o bien lo flojo que actuó ante el cabezazo centrado y débil que realizó Álvarez en el empate riverplatense.

El penal que falló Tevez, la atajada de ‘Chila’ Gómez y las polémicas del partido que metió a la Academia en la final

Lo mismo sucedió en San Juan. Racing apostó más a cuidar su arco que a lastimar al ajeno, pero entre sus escasos intentos ofensivos apareció un remate desde media distancia del volante Moreno: pese a dirigirse a su buena ubicación en el centro del arco, Rossi no pudo embolsar la pelota y dio un rebote que asustó a todos a los 22 minutos de la primera mitad.

La tanda de penales

Otra vez le tocó la definición desde los doce pasos, tras un encuentro que fue malo en general, pero esta vez no logró ser la figura. Atajó el que pateó Fabricio Domínguez, pero no pudo contener las ejecuciones de Rojas, Melgarejo, Chancalay y Copetti, tirándose siempre hacia el otro palo. De hecho, la imagen del arquero durante el tenso momento mostró cómo le indicaba al banco de suplentes que todos los remates iban hacia una dirección diferente a la estudiada en la semana.

Cardona, de más a menos

El enganche dejará por un rato a Boca para dirigirse a integrar la delegación de su selección para la Eliminatoria y la Copa América. La pregunta que se harán en los análisis de los próximos días es si su figura es una de las imprescindibles del plantel para darle a Boca algo diferente dentro de la búsqueda de la séptima Copa Libertadores, que tendrá su sorteo de octavos de final este martes. Y es que hay una realidad: dentro de lo monótono que es el juego del equipo, el N°8 tiene momentos en los que cambia la ecuación con su jerarquía y otros... en los que parece que no está en el campo.

Edwin Cardona intenta desequilibrar ante la marca de Copetti; el enganche colombiano jugó mejor en el segundo tiempo, pero fue reemplazado 
Semifinal de la Copa Liga Profesional 2021 entre Boca Juniors y Racing Club en San Juan.
Fotobaires


Edwin Cardona intenta desequilibrar ante la marca de Copetti; el enganche colombiano jugó mejor en el segundo tiempo, pero fue reemplazado Semifinal de la Copa Liga Profesional 2021 entre Boca Juniors y Racing Club en San Juan. (Fotobaires/)

El semestre parecía perfilarse para el lado de Cardona. Si bien arribó al club a mediados de 2020 y fue parte importante en la obtención de la Copa Diego Maradona, recién en este semestre se transformó en una fija para el DT Russo, que buscó darle continuidad. Y se destacó en un principio: sin una identidad clara, su delicada diestra fue la salvadora de varios encuentros en los que Boca ganó o empató cuando todo parecía indicar que iba a terminar empatando o perdiendo.

Pero De los 23 encuentros del semestre, Cardona participó en sólo 10. Es cierto, tuvo mala suerte para que su importancia bajara las revoluciones. Pasó por un desgarro en el recto anterior (que lo sacó, por ejemplo, del segundo superclásico del año), el contagio de Covid-19 y la inmediata miocarditis leve que el virus le generó. Pero de aquel que hasta la primera lesión contabilizaba dos goles de tiro libre (a Gimnasia y Vélez) y seis asistencias, Cardona pasó a uno que no logra encontrar su forma más allá de algunos destellos que Boca tampoco sabe aprovechar.

Incluso, cuando reapareció, puso en riesgo la clasificación con River. Ingresando sobre el final, en la definición por penales picó su ejecución y el debutante Díaz se lo retuvo fácilmente, lo que derivó en un ofrecimiento de disculpas ante el plantel, al día siguiente. Sí, ante The Strongest jugó un buen encuentro. El rival, también, le dio muchas facilidades. Todo lo contrario propuso Racing en la tarde del lunes, en la que bien parado atrás no cedió huecos y al conductor colombiano le costó entrar en el partido: un remate directo a la tribuna, desde muy lejos y sobre el final del primer tiempo, expuso su impotencia.

Aníbal Moreno, que jugó de mediocampista central en Racing, persigue a Edwin Cardona
Pool Argra


Aníbal Moreno, que jugó de mediocampista central en Racing, persigue a Edwin Cardona (Pool Argra/)

Cuando lo consiguió, encontrando espacios y jugando rápido dos pelotas para la verticalidad de Frank Fabra que no terminaron prosperando (ambas en el segundo tiempo, al minuto y a los 14), ya fue tarde. Porque el cansancio que le generó estar más atento a la subida del lateral derecho Pillud que en poder adueñarse del balón para jugar, no le permitió regular el aire para aguantar hasta el final: fue reemplazado por Maroni promediando la parte final y hasta se lo vio retirarse con alguna molestia física.

Así las cosas, Boca se queda sólo con la tarea hecha en la Libertadores, pero también con el sabor amargo de no ser campeón local por tercera vez consecutiva. Rossi no pudo ser el héroe tras algunas malas ejecuciones de sus compañeros y algunas dudas propias, mientras que Cardona deja un semestre con sensaciones extrañas: protagonista en un comienzo, pero con un final intrascendente en la parte más importante.