El viejo truco del Black Friday: ¿subir los precios antes para luego bajarlos?

Jaime Quirós - Prácticamente todo el mundo conoce ya el Black Friday, día que inaugura la temporada de compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas, especialmente grandes almacenes. Se celebra un día después del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, es decir, el día siguiente al cuarto jueves del mes de noviembre. Como complemento a esta festividad consumista también existe el Cyber Monday, que es un día dedicado a compras por Internet y se celebra el siguiente lunes, tres días después. La empresa MediaMarkt​ fue la primera cadena de distribución que lanzó su campaña Black Friday durante noviembre de 2012​ en toda su red de tiendas en España y en su recién estrenada página web.

La teoría no está mal: acceder a grandes descuentos antes de la campaña tradicional de Navidad donde los precios son más elevados. Pero como muchas veces, no se corresponde con la realidad, y muchas empresas aprovechan la ocasión para echarle ‘caradura’ y aprovecharse de los consumidores más incautos.

También de interés:

Las ofertas de Samsung España para Black Friday

Nacen las escuelas para aprender a comportarse y vivir como un rico

Foto: Getty
Foto: Getty

Y esto es así porque utilizan ‘trucos’ con los que engañan al consumidor. la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) analizó el año pasado más de 15.000 artículos a diario para comprobar si sus precios subían para después bajar durante el Black Friday. El análisis devela que el 37% de los artículos sí ofrecían descuentos reales, pero un 22% eran más caros que un mes antes y en el resto de los artículos no habían modificado el precio.

Pese a que la ley 7/96, de 15 de enero, de regulación de comercio minorista, establece que siempre que se oferten artículos con reducción de precio, deberá figurar con claridad, en cada uno de ellos, el precio anterior junto con el precio reducido, algunos establecimientos mienten en su etiquetado inventándose precios. Y aunque otros técnicamente cumplan con la legalidad incluyendo el precio real del antes y ahora, no cumplen con la ética porque lo que han hecho realmente es subir adrede los precios previamente para que parezca que los han bajado.

Lo más aconsejable es comparar los precios en distintas tiendas. Y, sobre todo, hacerlo con el mayor tiempo previo posible. Lo ideal es elaborar una lista con los productos que se quiera comprar y hacer un seguimiento de sus precios durante las semanas previas.

Cuanto más avispado y atento sea el consumidor, más difícil será engañarle. Y esto hará que a la larga se penalice más a las tiendas que desarrollen malas prácticas, dejando de comprar en ellas, y se premie más a las que tengan un comportamiento impecable.  

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

Qué leer a continuación