Binotto: No hay odio con Wolff, solo rivalidad deportiva

Jonathan Noble
·3  min de lectura

Binotto y Wolff se enfrentaron a principios de este año a raíz del acuerdo secreto que se estableció entre la FIA y Ferrari en relación a las dudas sobre la legalidad del motor del equipo de Maranello en 2019.

Wolff fue especialmente franco al responder a afirmaciones de Binotto de que todos los equipos habían sido afectados por las directivas técnicas en relación a los motores, por lo que Ferrari no fue el único en ser atrapado.

"Otra mentira por completo, las directivas técnicas", dijo Wolff en julio de este año. "Hay una clara regulación en las unidades de potencia".

Wolff también ha dicho que se sentía triste de que Ferrari hubiera tenido dificultades este año debido a las decisiones tomadas por ciertos individuos allí.

"Tal vez son las decisiones que se han tomado dentro del equipo, de ciertos miembros del equipo", afirmó.

Pero mientras que la relación entre los jefes de Mercedes y Ferrari ha parecido bastante tensa, Binotto no ve ninguna tensión particular entre ellos.

"¿Nos 'odiamos' mutuamente? En el aspecto deportivo, él es mi principal oponente que ha estado ganando durante muchos años. Pero no es odio", dijo Binotto en una entrevista con Sky Italia, cuando se le preguntó sobre su relación con Wolff.

"Hay respeto y deseo de ganarle, pero no por el hecho de vencer a Toto y Mercedes. Es para devolver a Ferrari a la cima, y al lugar donde merece estar".

También lee:

Hamilton: título de equipos "casi más emocionante" que el de pilotos Mercedes mantendrá su decoración negra el próximo año Alonso giró casi 100 vueltas con el Renault RS18

Binotto insistió en que no había nada turbio en el acuerdo que Ferrari alcanzó con la FIA durante el invierno, y está claro que si los rivales habían estado descontentos con el motor de su equipo el año pasado, entonces la puerta siempre estaba abierta para que protestaran.

"Ningún oponente el año pasado presentó una protesta contra nosotros", dijo. "Lo que se hizo más tarde (después de la temporada) partió del deseo de la FIA de continuar sus investigaciones y análisis en un momento en el que estábamos centrados en el desarrollo del coche para la temporada 2020".

"Así llegamos a un simple acuerdo: centrémonos en el futuro, ayudémonos mutuamente a entender cuáles son las posibles zonas grises en las normas. Y donde se necesitaban aclaraciones, se hicieron aclaraciones".

"El acuerdo era secreto porque era obvio que debía serlo. ¿Deberíamos haber mostrado a todos nuestro motor?"

"No creo que nadie haya hecho eso en la Fórmula 1, y nadie lo hará en el futuro".

"En cuanto a la zona 'gris', fue así durante toda la temporada de 2019 hasta que llegaron nuevas directivas, y también se definieron gracias a nuestra ayuda".

"Estas directivas tuvieron un impacto en todos los motores, pero en nosotros en mayor medida".

A pesar de la difícil temporada de Ferrari, Binotto dice que la respuesta en Maranello ha sido la correcta - con el personal uniéndose en medio de sus problemas en lugar de tratar de culparse unos a otros.

"Es un fantástico grupo de personas", dijo Binotto. "Estamos pasando por un período difícil, y en tal contexto es fácil que surjan tensiones, para señalar con el dedo a tu vecino de escritorio".

"Pero en cambio somos un equipo compacto que trabaja con un solo objetivo, además de contar con el apoyo de nuestro presidente y director general".

"Creemos en este deporte y en el futuro. Ferrari, a pesar de un momento deportivo que no es fácil, y con todas las dificultades que el período COVID ha implicado, tiene sólidos cimientos sobre los que construir y mirar hacia adelante".