Binotto: la F1 necesita cambios deportivos para mejorar el show

Jonathan Noble
·2  min de lectura

La F1 introducirá un concepto de monoplaza completamente nuevo a partir de 2022, con el diseño de efecto suelo destinado a permitir que los coches se puedan seguir vez más cerca y, con suerte, aumentar las posibilidades de adelantamiento.

Y si bien Binotto da la bienvenida a las nuevas reglas técnicas, cree que los jefes de la F1 también deben pensar en otros aspectos del deporte, como el diseño de las pistas.

“Las reglas técnicas de 2022 son muy restrictivas, y eso dificulta inventar algo nuevo”, dijo Binotto a Sky Italia.

“Pero la premisa es la acertada, porque todo ha sido diseñado para mejorar el espectáculo".

“Los coches perderán menos rendimiento aerodinámico cuando estén detrás de un rival, lo cual es bueno, pero sería un error pensar que eso es suficiente".

“Para aumentar el espectáculo, también se necesitan nuevas ideas deportivas, no solo técnicas".

“Déjame poner un ejemplo: a mí personalmente me gustan las escapatorias de grava, como vimos en Mugello, donde un piloto paga sus errores".

“Sé que la F1 está trabajando en muchos aspectos de ese tipo. [El CEO de F1] Chase Carey comenzó eso y Stefano (Domenicali) lo continuará, y creo que esta es la dirección correcta".

También lee:

Ferrari acepta que la pelea por el tercer lugar le queda lejos Cómo se comparan el mejor Ferrari y el mejor Mercedes de F1 Binotto: No hay odio con Wolff, solo rivalidad deportiva

La F1 ya ha presionado para cambiar el reparto económico de los equipos, para garantizar que haya una parrilla mucho más nivelada entre los equipos con respecto a sus presupuestos.

También se ha hablado de que los pilotos vuelvan a tener más importancia, limitando el papel de los ingenieros y haciendo que los coches sean menos complejos técnicamente.

Binotto advierte, sin embargo, del peligro de ir demasiado lejos y quitarle demasiada participación a los equipos.

"La complejidad técnica de la Fórmula 1 se ha discutido a menudo", dijo. "En varias ocasiones he escuchado propuestas para reducir el número de sensores en los coches para aumentar la incertidumbre".

“Esa idea se puede considerar, pero también hay que tener en cuenta que los sensores también contribuyen a la seguridad, al igual que la radio del equipo. Entonces creo que necesitamos un equilibrio".

“La F1 actual es un gran deporte y estoy seguro de que prosperará. Tenemos que ser optimistas y colaborar. Es nuestro deber como equipos, junto con la FIA, la F1 y también los medios de comunicación, informar a los aficionados sobre la categoría sin sacar conclusiones apresuradas”.