Billy Horschel, con un solo birdie, gana el título de Match Play

Agencia EFE
·3  min de lectura

Austin (Texas, EE.UU.), 27 mar (EFE).- El golfista estadounidense Billy Horschell fue el menos malo en la gran final del torneo Dell Technologies Match Play, del PGA Tour, dentro de la modalidad de grupo, y a pesar de hacer un solo birdie en el recorrido, se impuso este domingo a su compatriota Scottie Scheffler para ser el campeón.

En lo que fue la semana más larga en el PGA Tour, Horschel y Scheffler, que en las semifinales habían superado al francés Víctor Pérez y al estadounidense Matt Kuchar, respectivamente, no tuvieron su mejor inspiración en el partido por el título del torneo que repartió 10,5 millones de dólares ( 8,9 millones de euros) en premios.

Pero sería Horschel el que aportó un poco más de acierto con el birdie que consiguió en el par 4 del hoyo 5 el que hizo la diferencia en el marcador final.

Horschel, 32 en la clasificación mundial, acertó con un putt desde algo más de 12 metros y ganó el partido con 2 arriba y sin necesidad de jugarse el último hoyo.

Scheffler, de 24 años, número 30 del mundo, fue su peor enemigo en el recorrido decisivo, después de haber superado en las semifinales a Kuchar, que acabó tercero al ganar en el partido de consolación a Pérez.

Horschel, que nunca había llegado al fin de semana en cuatro apariciones anteriores en este Campeonato Mundial de Golf, ganó seis de los siete partidos en 122 hoyos que jugó en Austin Country Club. Ganó por sexta vez en el PGA Tour y su quinto título individual.

"Fue uno de esos días en los que no jugué muy bien", admitió Horschel, todavía capaz de sonreír por el resultado. "Solo estaba tratando de no cometer demasiados errores".

Mientras que para Scheffler, un graduado de Texas que tuvo que vencer a tres excampeones de Match Play y a dos jugadores del top 10 del mundo para llegar al partido por el campeonato, terminó un racha brillante.

Contaba con el apoyo de los aficionados presentes en el Austin Country Club que le dieron ánimo constantemente para que se mantuviese en el partido y recuperase sus mejores sensaciones.

Scheffler hizo un golpe de salida en el par 5 del sexto hoyo que le obligó a realizar un lanzamiento penalizado lejos de la valla de límites.

Luego se aproximó en el par 5 del 12 en el agua. Enganchó otro drive desde la carpa de hospitalidad de dos pisos a la izquierda de la calle del decimoquinto.

Nada le favorecía, pero a pesar de todo, logró mantenerse en el partido, aunque al final no pudo completar una semana que hubiese sido de ensueño.

Kuchar, que se impuso a Pérez, la sorpresa de la semana, tratando de empatar el récord de Tiger Woods con una cuarta aparición en el partido por el campeonato, no hizo un putt de más de un metro en su derrota frente a Scheffler en la semifinal.

Pérez no fue mucho mejor. Perdió tres hoyos en los últimos nueve ante Horschel haciendo bogey o algo peor.

El viento tuvo mucho que ver con eso, con ráfagas que arrasaban los árboles por la mañana y seguían causando problemas por la tarde. El partido de campeonato no contó con un birdie desde el chip-in de Horschel en el quinto hoyo.

Scheffler, quien hizo 15 birdies en 31 hoyos para vencer a Ian Poulter y al español Jon Rahm, el cuartos de final, el sábado, tuvo solo cuatro birdies en sus dos partidos del domingo.

"No tuve mi mejor desempeño en los momentos decisivos el domingo", admitió Scheffler. "Cierto que las condiciones climatológicas con el fuerte viento no favorecieron, pero tampoco tuve mi mejor inspiración en los golpes decisivos".

(c) Agencia EFE