El "Bi-Tri" de Ecuador se debate entre su grandeza pasada y la peor crisis

Agencia EFE
·3  min de lectura

Guayaquil (Ecuador), 2 feb (EFE).- El "Bi-Tri" o el equipo de "los puros criollos", El Nacional de Quito, se debate entre su grandeza pasada y la peor crisis futbolística y financiera, que lo tiene hasta este martes con el riesgo de perder la categoría.

Tras ser un equipo de gran solvencia económica, el que más figuras formó y que vendió pases a clubes locales y del exterior, actualmente se ahoga en un mar de deudas, cuyas cifras sólo conocen sus directivos.

Según el reglamento financiero de Liga Pro, está prohibido que los clubes que tengan deudas puedan reforzarse, disposición que se ha aplicado a El Nacional.

Esa resolución ha puesto en jaque mate a la actual administración del club que comanda Lucía Vallecilla, pues se quedó sin la mayoría de los jugadores que militaron en 2020, por lo que tendrá que recurrir a las deterioradas divisiones menores del club para "reforzarse".

Con trece títulos locales y 24 participaciones en Copa Libertadores que lo ubican como el tercer mejor equipo del fútbol de Ecuador, el equipo que tuvo hasta 2010 el apoyo total de las Fuerzas Armadas, ganó el último título local en 2006.

Los años más sobresalientes de El Nacional en el campeonato ecuatoriano fueron en 1976, 77 y 78 cuando se adjudicó el primer tricampeonato; y entre 1982, 83 y 84, en los que logró el segundo tricampeonato, circunstancias que llevaron a conocerlo como la "Bi-Tri" de Ecuador.

Las Fuerzas Armadas, que apoyaban económicamente y administrativamente al equipo, dejaron de hacerlo por un decreto de Gobierno en 2010, que les prohibía, como a toda entidad pública, aportar a un club de fútbol.

A los que se les pegó la piel de "La máquina Gris", por el color gris de su camiseta, que cambió al rojo casi absoluto desde 1996, lo siguieron apoyando como personas naturales, pero no ha sido suficiente.

De sus filas salieron grandes figuras, siendo el penúltimo el excapitán del inglés Manchester United, Antonio Valencia, que se fue del equipo al Villarreal español a mitad de 2005, año en que el equipo ganó el penúltimo campeonato.

Mientras su penúltima figura se consagraba entre 2009 y 2019 con el Manchester United, el que fue el equipo de sus amores se fue deteriorando hasta perder el protagonismo local.

Después de Valencia, la última figura internacional que salió de la exmaquina gris, fue el extinto Christian "Chucho" Benítez, que ganó el último título del club en 2006, cuyos derechos deportivos se vendieron al año siguiente al Santos Laguna, de México.

Con "la baja" de los militares al frente del club, la crisis fue tomando forma, pero el equipo mostró algunos grandes destellos como el de 2011, cuando se clasificó por penúltima ocasión para la fase de repesca de la Copa Libertadores.

En 2017 alcanzó su última participación en la Libertadores en la segunda fase previa de repesca, mientras que en la Copa Sudamericana participó por cinco ocasiones, y la última fue el año pasado, pero quedó eliminado por el uruguayo Fénix en la primera fase.

El Nacional fue fundado en 1960 bajo la inspiración del capitán del ejército local Hugo Enderica, llamándose en ese entonces club "Mariscal Sucre", y siempre contó en sus filas exclusivamente con jugadores nacidos en Ecuador, pero desde 1964 pasó a llamarse Club Deportivo El Nacional o simplemente El Nacional.

Si el club no logra solucionar su complicada situación actual, correría la misma suerte del quinto mejor equipo local, Deportivo Quito, que perdió la categoría en 2016, en plena disputa del torneo local, porque no pagó deudas a varios acreedores, y se mantiene desde entonces en la segunda categoría.

(c) Agencia EFE