Beto da Silva, chispazos insuficientes para prender la mecha

Agencia EFE
EFE

A Coruña, 30 ene (EFE).- El jugador peruano Beto da Silva llegó al Deportivo de rebote, cedido con opción de compra por el club mexicano Tigres en la operación que llevó al uruguayo Diego Rolan a Ciudad Juárez, y se ha ido menos de cinco meses después tras haber dejado chispazos insuficientes para prender la mecha.

A sus 23 años (los cumplió en diciembre), ha cerrado su segunda experiencia en Europa, la primera en España, con 240 minutos en nueve encuentros, siete de ellos en LaLiga SmartBank, en la que no llegó a ser titular ni a marcar goles, pero sí dejó destellos y una asistencia que se explican en cinco momentos.

.1. SU PRESENTACIÓN Y LAS INTENCIONES INICIALES

Fue incorporado en las últimas horas del mercado estival y presentado el 4 de septiembre, día en el que confesó "algunos errores" en su carrera y se mostró convencido de que iba a aprovechar la "oportunidad" que le daba el Deportivo.

"Empecé en el Sporting Cristal de Perú muy joven, a los 16 años, todo pasó muy pronto, el proceso de selección, tuve altos y bajos, algunos errores que cometí en mi carrera, algunas decisiones, pero tengo una nueva oportunidad en el Dépor de estar en la cima nuevamente y la voy a aprovechar con todas mis fuerzas", indicó en sus primeros días en A Coruña.

.2. SUS PRIMEROS PARTIDOS

Con el primer entrenador, Juan Antonio Albacete Anquela, tuvo minutos nada más aterrizar en A Coruña, frente al Albacete (0-1) y, dos jornadas después, frente al Numancia, en la que fue su última aparición con ese técnico.

Más tarde llegó Luis César Sampedro y, tras haber pasado casi un mes en blanco, reapareció en los últimos doce minutos del partido con el Extremadura

Su entrada en ese partido no sirvió para cambiar el resultado (derrota por 2-0), pero al menos supuso un soplo de aire fresco en un equipo que estaba enfermo.

En un minuto fue capaz de generar una de las mejores ocasiones del equipo tras haber recibido el balón en el área, controlarlo y examinar los reflejos del portero del Extremadura con una volea a la media vuelta.

Después, se ofreció en el centro del campo, intentó mover al equipo en ataque y, aunque el Deportivo no logró puntuar en el Francisco de la Hera, al menos mejoró la cara impulsado por la frescura del internacional peruano.

.3. LOS ELOGIOS DEL CAPITÁN

El capitán del Deportivo, Álex Bergantiños, llegó a destacar la "actitud ejemplar" del peruano y reconoció en noviembre que había tenido menos protagonismo del que tal vez había "merecido" desde su llegada al equipo gallego procedente del Tigres mexicano, al tiempo que avaló su "calidad".

Hasta entonces, Beto da Silva había disputado cuatro partidos con el Deportivo, solo 36 minutos de juego.

"Cada vez le veo más preparado para competir al ritmo de España y que requiere la Segunda División. Yo creo que nos va a dar buenos momentos y ojalá sea lo antes posible porque lo veo capacitado para aportar porque calidad la tiene de sobra y eso se lo vimos desde el primer día", declaró Bergantiños.

.4. LAS CRÍTICAS DE SU SEGUNDO ENTRENADOR

Después de que el capitán pidiera más minutos para Beto, el segundo entrenador de esta temporada en el Deportivo, Luis César Sampedro, se los dio a la desesperada, como suplente y con 0-2 en el marcador a principios de diciembre ante el Zaragoza en un partido en el que fue el destello en plena oscuridad (1-3).

Con un cambio de piezas tras el descanso, con Beto y Borja Valle en el campo, el Deportivo, colista en aquel momento, arrancó, pero no completó la faena.

El peruano, posicionado en el flanco diestro del ataque, prendió la mecha con un par de detalles de calidad antes de regalarle el primer gol del partido a Valle con un taconazo tan sublime como efectivo, un toque rápido, desequilibrante, en un equipo romo en ataque.

No fue el único taconazo que dio el jugador sudamericano en ese partido, en el que volvió a trenzar así otro ataque con Vicente Gómez antes de colgar varios centros que no acabaron en gol ni impidieron la derrota.

Al final del choque, Luis César aseguró que era un "virtuoso y un malabarista del balón" y explicó por qué no tenía más minutos: "Técnicamente es de lo mejorcito de esta plantilla. Pero en el fútbol hay más cosas que ser bueno técnicamente. Por eso ha jugado poco. Esta vez ha jugado medio tiempo, ha tenido el pase en el gol y ahí ha estado muy bien", arguyó el técnico.

El entrenador afirmó también que él pedía a un delantero "más cosas que habilidades y destrezas técnicas".

.5. DESAPARICIÓN

Pocos días después, Beto reconoció que le faltaba "agresividad" en el juego, algo que le demandaba su entrenador, quien precisó que al peruano le costaba "repetir esfuerzos de alta intensidad" y eso limitaba "su participación".

Luis César le dio minutos desde el banquillo ante la Ponferradina, los últimos que tuvo en Liga, el 14 de diciembre, y, unos días después, en la Copa del Rey, competición en la que cerró su etapa como jugador del Deportivo el 12 de enero ante el Unionistas de Salamanca, una vez más como suplente, ya con Fernando Vázquez como su entrenador.

El Deportivo ya le había abierto la puerta de salida, que enfiló este miércoles para dejar libre una de las dos licencias de extracomunitario que tiene cada equipo en Segunda División.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación