El Betis buscará la décima victoria en su trigesimosexta visita a Osasuna

Agencia EFE
·2  min de lectura

Sevilla, 3 dic (EFE).- El Betis, que el domingo juega en Pamplona su partido de la duodécima jornada liguera, ha ganado 9 (25%) de los 35 partidos oficiales que ha disputado en el campo de Osasuna, rival contra el que además ha cosechado 5 empates (14%) y 21 derrotas (61%).

Más de la mitad de los triunfos béticos en El Sadar, cinco, se acumulan en el siglo XXI y el último de ellos fue hace cuatro temporadas (1-2), cuando el chileno Felipe Gutiérrez deshizo en el último minuto el empate que habían fijado los tantos del visitante Joaquín y del local Roberto Torres.

En la década anterior, el Betis venció de forma casi consecutiva tres veces en el campo de Osasuna: 0-2 (goles de Luis Fernández y Edú) en la temporada 2005/06; 0-1 (marcó Mark González) en la campaña 2007/08; y de nuevo 0-2 (tantos de Mehmet Aurelio y Pavone) un año más tarde.

La quinta victoria verdiblanca en Pamplona fue en la temporada 2001/02 (1-2), en un encuentro en el que inauguró el tanteador un gol en propia meta de Armentano, dobló Cañas la ventaja visitante y acortó distancias para los navarros Iván Rosado.

En el siglo XX, el Betis sólo ganó cuatro veces en Pamplona en las veintiuna visitas que giró entre 1935 y 1991, una serie inaugurada con un 6-0 (marcaron Iturralde, Vergara, Catachú -2- y Paco Bienzobas -2-) que sigue siendo la victoria más abultada en Primera división de la historia de Osasuna.

El primero de estos triunfos fue por la mínima (gol de Vila) en la temporada 1959-60 y el siguiente llegó en la campaña 80-81, un 1-2 firmado por un doblete del paraguayo Lobo Diarte sobre el tanto rojillo de Iriguíbel.

En la temporada inmediatamente posterior, el Betis se impuso en El Sadar de nuevo por la mínima, con un tanto de penalti de Julio Cardeñosa, y aún en la década de los ochenta, ganó 1-2 en la campaña 84-85 gracias a los goles de Calleja y Parra replicados de forma insuficiente por el del local Benito Ballent.

(c) Agencia EFE