El Bernabéu pierde su misticismo

Agencia EFE
EFE

Madrid, 26 feb (EFE).- Aquellas noches mágicas en competición europea en las que se hacían realidad imposibles, se firmaban remontadas épicas y se convertían en gigantes indestructibles los jugadores madridistas han desaparecido en un Santiago Bernabéu donde el Real Madrid es un equipo vulnerable en su presente.

El Manchester City repitió lo que el Ajax firmó en la misma ronda, los octavos de final de la pasada Liga de Campeones, o lo que la Real Sociedad hizo recientemente en Copa del Rey. Solo tres victorias en los diez últimos partidos del Real Madrid en 'Champions' en el Bernabéu le dejan al borde del abismo una vez más, alejado de la autoridad del rey de Europa en su estadio.

Se tambaleaba el Real Madrid tras una primera parte de respeto y un inicio de segundo con claras ocasiones para el Manchester City. El momento en el que salvaba el partido Thibaut Courtois con sus paradas decisivas. Sintió la duda la grada del Bernabéu y el madridismo rompió a animar unido.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

La carrera de Vinicius tirando por tierra el pulso repleto de orden táctico entre Zinedine Zidane y Pep Guardiola, saltaba por los aires por el descaro del brasileño que asistía a Isco para hacer sentir a todos el gen del campeón. Fueron los únicos momentos en los que el Real Madrid se pareció al equipo que es y perdonó. Tuvo el segundo pero reapareció su falta de puntería en un nuevo partido sin un 9 matador, sin noticias de Karim Benzema.

La propuesta de Zidane de tener el balón juntando a Isco con Luka Modric no salió bien. Imprecisos en el desplazamiento en largo de inicio, con un Real Madrid más centrado en estar junto y no cometer errores que en lanzarse por el rival ante su afición. Cuando las fuerzas flaquearon reapareció un problema mental de un equipo que se tambalea en cuanto recibe un golpe.

Comenzó a llegar tarde, a no fijar la marca y cometió errores que voltearon con crudeza un partido en los doce minutos finales. El plan de Pep Guardiola para salir airoso una vez más del Santiago Bernabéu, le salía a la perfección. Insistía en buscar el costado de un desconocido Dani Carvajal. Sus errores con balón acabaron siendo defensivos. Desde su banda llegó el centro del primer gol antes de un penalti incomprensible que tiró todo el esfuerzo por tierra.

Guardiola volvió a provocar una sensación de impotencia en el Real Madrid. Desarmó las virtudes del equipo de Zinedine Zidane con un profundo estudio, dando en la tecla con el perfil ofensivo de sus jugadores elegidos y un Gabriel Jesus que nunca fueron capaces de frenar los zagueros madridistas. La expulsión de Sergio Ramos plasmó lo que sufrieron los jugadores de un equipo que nuevamente se veía superado en su casa.

El Real Madrid se asoma al abismo tras un nuevo varapalo que le obliga a una cita con la épica en Manchester. Antes del City el Juventus (1-3), Bayern Múnich (2-2), CSKA (0-3), Ajax (1-4), Brujas (2-2) y PSG (2-2) mostraron que el Bernabéu ha perdido el misticismo que tenía y han convertido en vulnerable al rey de Europa.

La situación de hace un año se repite. Eliminado de la Copa del Rey por la Real Sociedad, en situación límite en Liga de Campeones y jugándose todo el domingo en un clásico ante el Barcelona en Liga tras cederle el liderato. Llega en su peor momento de resultados. Tres derrotas en cinco últimos en el momento clave.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación