Berchelt y Valdez superan la báscula, y están listos para el combate

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 19 (EL UNIVERSAL).- Tras completar sin problemas el pesaje oficial rumbo a su batalla, Miguel Berchelt y Óscar Valdez, quienes marcaron el tope de la división de los superplumas, las 130 libras, subirán este sábado a protagonizar un pelea de pronóstico reservado, en la burbuja del MGM Grand de Las Vegas.

"El Alacrán" Berchelt (38-1-0, 34 ko’s) defenderá por séptima vez su campeonato mundial superpluma del CMB, ante Valdez (28-0-0, 22 ko’s), excampeón pluma de la OMB y dos veces olímpico mexicano.

"Contento, motivado. Para mí no significa nada que yo sea considerado favorito, pues sé que enfrenaré a un gran rival como Valdez, con una gran esquina, muy bien preparado, y estamos listos para una guerra”, declaró Berchelt al bajar de la báscula.

Tras el pesaje, los casinos ampliaron los momios y de 3.5 por uno que el Alacrán era favorito, subió a 4.5 por uno.

El campeón del mundo advirtió que no tiene un tope, sobre cuántas libras subir desde el momento en que bajó de la báscula, hasta la hora de subir al ring. "Se lo dejaremos a mi cuerpo, a ver cuánto rebota y cómo evolucione. Lo importante es subir al ring en las mejores condiciones".

A Valdez, los pronósticos no lo incomodan, y solo quiere subir para poder cumplir su sueño de ser campeón mundial del CMB. "La mentalidad, la fortaleza mental, el deseo de ganar. Yo ya peleé con fractura de costillas, con fractura de mandíbula, me he levantado de la lona para ganar, he pesado por mucho y he superado más pruebas que él. El sábado, superaré lo que sea para ser campeón".