Bengalee expone su máscara

·2  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 14 (EL UNIVERSAL).- Aunque ser madre durante la pandemia fue una luz de esperanza en la vida de la luchadora Bengalee, volver a los cuadriláteros nunca desapareció de su mente. Ya lo hizo, pero en poco tiempo, los retos crecieron a tal grado, que este sábado apostará su máscara en la Arena Azteca Budokan.

"Hace poco volví a luchar y fue muy difícil, después de estar parada durante tanto tiempo. Así que estoy muy comprometida para marcar la diferencia respecto a ese evento", compartió la enmascarada.

Jugarse la tapa no fue una decisión sencilla, pero su andar en el ring ha sido un reto constante y no podía negarse. "Representa (su máscara) el esfuerzo, sudor y lágrimas que he derramado en mi paso por este deporte. Si llego a perderla me voy de la lucha libre, porque no tendría sentido seguir".

Originaria de Tampico, Tamaulipas, Bengalee se reconoce como una esteta llena de furia y fortaleza, solo así pudo sobrevivir en el medio. "Es una muestra de lo aguerrida que he tenido que ser para estar durante nueve años en este deporte. La perseverancia y resistencia que como mujer debes tener en este medio para defender lo que te pertenece como profesional".

Pero no es la única que defenderá su sueño sobre el enlonado. Baby Angelita, Reyna Oscura y Lilith Dark amenazan su incógnita. "Son tres rivales fuertes. A excepción de Angelita, a quien no conozco tanto, sé que Reyna Oscura y Lilith Dark son duras, les tengo respeto porque al igual que yo luchan contra muchas cosas. Espero salvar mi máscara pero será un duelo que ‘sacará chispas’, a Lilith es a la que considero la más peligrosa, no se detiene ante nada".

A su favor, tiene la experiencia ganada en el pasado. "Llego con una madurez que me puede ayudar en este evento".