La bendita Champions League: PSG le ganó un partidazo al Bayern Múnich

Ezequiel Marzana
·1  min de lectura

Este miércoles en el Allianz Arena, la lluvia de nieve hizo todavía más épico el partido que jugaron Bayern Múnich y Paris Saint-Germain por la ida de los cuartos de final de la Champions League. Realmente, un partidazo.

A los dos minutos de juego, después de una salvada de Keylor Navas y un travesaño en el arco parisino, Kylian Mbappé abrió el marcador después de un contragolpe que comandó Neymar, quien le cedió el balón para que defina de primera. ¿Si Manuel Neuer pudo haber tenido una reacción mejor? Sí, eso de seguro.

Para antes de la media hora de juego, Neymar volvió a aparecer y nuevamente con una asistencia: después de un centro rechazado por la última línea bávara, el extremo puso un pase de zurda espectacular y Marquinhos definió como si fuese centrodelantero. Al minuto de marcar el 2-0, el capitán pidió el cambio por una lesión muscular.

 

Antes del entretiempo, Eric Maxim Choupo-Moting, quien perdió la final de la edición pasada como jugador del PSG, apareció para cumplir la famosa "Ley del Ex" y marcó el descuento para el Bayern Múnich. En el comienzo de la segunda parte, Thomas Müller empató de cabeza después de un gran centro de Benjamin Pavard.

Sin embargo, minutos después del empate del goleador alemán, Mbappé volvió a aparecer en el área bávara: encaró a Jerome Boateng, quien había ingresado por Niklas Süle, y le pegó entre sus piernas para marcar el 3-2 parcial. Así, la visita aguantó el resultado gracias a las atajadas de Keylor Navas y ganó el primer duelo.