El Bayern continúa ganando y despegado en la tabla de clasificación alemana

El Bayern Múnich derrotó 2-0 en desplazamiento al Augsburgo (17º y penúltimo), este sábado en partido de la 16ª jornada de la Bundesliga de fútbol, y sigue liderando con una ventaja provisional de 11 puntos sobre el escolta Bayer Leverkusen que el domingo juega en Hanóver (12º).

Para los dirigidos por Jupp Heynckes anotaron un gol en cada tiempo sus artilleros, Thomas Müller (39) de tiro penal, y Mario Gómez (63).

Por su parte, el bicampeón Borussia Dortmund sufrió un serio tropiezo al caer 3-2 como anfitrión del Wolfsburgo, actualmente decimocuarto, quedando 3º a 14 unidades de los bávaros.

Otro equipo que tuvo un resultado adverso fue el Schalke 04 (ahora 5º), que también perdió, en su caso por 3-1 en su visita al Stuttgart (6º). El azote para los de Gelsenkirchen fue el bosnio Vedad Ibisevic, quien anotó un 'triplete' (2, 38 de tiro penal, y 61).

Este resultado benefició al Eintracht de Fráncfort que a última hora goleó 4-1 al Werder Bremen (10º), y quedó cuarto con los mismos puntos que el Dortmund (27)

Hubo que esperar al segundo tiempo para ver goles en el Commerzbank Arena de Fráncfort. Abrió el marcador Alexander Meier (47), mientras que Nils Petersen empató provisionalmente para los de Bremen (54), pero después el capitán, el suizo Pirmin Schwegler (62), Stefan Aigner (63) y el japonés Takashi Inui (90) desencadenaron la goleada.

Meier y el bosnio Ibisevic lideran provisionalmente la tabla de artilleros con 10 goles cada uno.

Bayern, sin lugar a dudas, merece más que nunca su apodo de 'ogro bávaro'. Este sábado firmó su decimotercer triunfo de la temporada, con apenas dos empates y sólo una derrota. Anotó un total de 43 goles y encajó apenas 6 y, con 41 puntos en su haber puede batir el récord de 'campeón de otoño' del Dortmund (43), al recibir el próximo viernes al otro Borussia, el de Moenchengladbach (11º), que el domingo es anfitrión del Maguncia (9º).

Müller, máximo goleador del equipo con 9 tantos, anotó su tercero de penal en lo que va del torneo, además de realizar siete asistencias decisivas. Gómez, por su lado, ingresó en lugar del croata Mario Mandzukic, que en la ocasión tuvo la pólvora húmeda, y mostro una vez más su obsesión por llenar el hueco de tres meses de ausencia tras la operación de tobillo a la que fue sometido a mediados de agosto.

"Hay que ganar este tipo de partido para ser campeón, y logramos hacerlo", se regocijó el ariete de origen español internacional con la 'Mannschaft'.

El entrenador del Dortmund, Jürgen Klopp, había avisado sobre la dificultad que podría tener su equipo ante los 'Lobos' de Wolfsburgo. Borussia jugó con diez hombres a causa de la expulsión del defensa Marcel Schmelzer quien habría salvado con la mano un balón en la línea de gol (34).

Sin embargo, el árbitro del partido Wolfgang Stark reconoció que se equivocó en su apreciación, y al ver la jugada en video comprobó que el jugador había tocado la pelota con una rodilla y no con la mano. Por lo tanto, la Federación (DFB) no sancionará a Schmelzer, lo que no cambia el resultado.

El brasileño Diego aprovechó ese penal para poner el 1-1 tras la tempranera apertura de Marco Reus (6). Después el defensa también brasileño Naldo puso el 2-1 para el Wolfsburgo (41), pero el Dortmund empató 2-2 tras un claro penal también por mano de un defensa, ejecutado por el polaco Jakub Blaszczykowski (62).

Pero, el gigante holandés Bas Dost logró el 3-2 para la visita en un contragolpe (73), por lo que el local sólo ha ganado cuatro de ocho partidos en su propia casa.

Klopp comentaría, al tiempo que lamentó la expulsión: "fuimos superiores en muy pocos momentos, sobre todo en el primer tiempo. El empate 1-1 hizo bascular el partido, y fue entonces cuando el Wolfsburgo se metió en el mismo".

El viernes, Hamburgo se impuso por 2-0 al Hoffenheim (16º) y está séptimo, poco a poco recuperándose tras sus altibajos.

De izquierda a derecha Javi Martinez, Thomas Mueller, Bastian Schweinsteiger, Dante, Toni Kroos, Mario Mandzukic y Franck Ribery celebran el primer gol del Bayern Múnich sobre el Augsburgo, en partido de la 16ª jornada de la Bundesliga de fútbol, el 8 de diciembre de 2012 en Augsburgo.

Cargando...